Dolor en los senos

Revisado por médicos

Revisado por la Dra. Brenda G., MD | Escrito por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 13 febrero, 2020

Damas

El dolor en los senos, también conocido como mastalgia, es un síntoma común de la menopausia, debido principalmente a los niveles fluctuantes de estrógeno y progesterona. Si bien las mujeres pueden experimentar mastalgia a lo largo de su vida reproductiva, la incidencia es mucho más alta durante la premenopausia y la perimenopausia.

El dolor en los senos afecta al 70% de las mujeres en algún momento de su vida reproductiva. Solo una pequeña porción, aproximadamente el 10%, experimentará dolor intenso en los senos, lo que puede afectar negativamente sus relaciones, su trabajo y su vida diaria. Sin importar su intensidad, el dolor de mamas puede despertar preocupación y dudas en las mujeres que lo padecen.

Comprender los síntomas y causas de dolor en los senos es indispensable para tratar adecuadamente este síntoma. Siga leyendo para obtener más información.

Como se siente el dolor de senos

Acerca del dolor en los senos

El dolor en los senos, conocido médicamente como mastalgia, es el término general utilizado para referirse a molestias, sensibilidad o dolor en una o ambas glándulas mamarias.

Existen tres tipos de dolor en los senos: cíclico, no cíclico y extramamario. En el primer caso, la mastalgia es el resultado de cambios hormonales, y se presenta con más frecuencia durante la premenopausia y la perimenopausia. El dolor mamario no cíclico, más común en mujeres que ya han alcanzado la postmenopausia, no está relacionado con cambios hormonales. Por otro lado, aunque el dolor extramamario se siente en los senos, en realidad se origina en alguna zona cercana, como los músculos torácicos.

Los síntomas de dolor en los senos pueden variar según el tipo y la mujer individual. En términos generales, incluyen sensibilidad, rigidez, ardor, hinchazón, y dolor sordo o palpitante. Los síntomas pueden ser consistentes o intermitentes, así como afectar uno o ambos senos.

Síntomas de dolor en los senos

Causas de dolor en los senos

Una de las principales causas de dolor en los senos durante la transición hacia la menopausia es el cambio hormonal. Al igual que en otros momentos importantes de fluctuaciones hormonales, como la menstruación y el embarazo, durante la perimenopausia se alteran los niveles de estrógeno y progesterona, dando como resultado dolor en los senos.

Causas de dolor en los senos

Si bien las hormonas son la causa más común de mastalgia durante la etapa de transición hacia la menopausia, factores menos frecuentes, que van desde condiciones de salud graves hasta deficiencias nutricionales, pueden contribuir o ser causa directa del dolor en los senos:

  • Quistes mamarios
  • Traumatismo mamario
  • Cirugía previa de mamas
  • Tamaño de los senos
  • Estrés
  • Alcoholismo
  • Uso de anticonceptivos orales
  • Antidepresivos
  • Mastitis
  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH)
  • Colesterol y medicamentos para el corazón

Diagnóstico de dolor mamario

Si bien las molestias en los senos durante la menopausia no suelen ser motivo de alarma, y rara vez indican cáncer de mama, es recomendable consultar a un médico acerca de este síntoma. Esto puede ayudar, en gran medida, a despejar dudas y determinar las mejores alternativas de tratamiento para el dolor en los senos.

Las mujeres que experimentan mastalgia prolongada e inexplicable, o síntomas adicionales, deben hablar con un médico para descartar, mediante un examen físico y clínico completo, causas raras y más graves de dolor en los senos. Si lo considera necesario, el especialista puede ordenar pruebas adicionales.

Tratamiento para el dolor en los senos

Afortunadamente, una serie de medidas de autocuidado y tratamientos naturales pueden ayudar a aliviar el dolor en los senos durante la transición hacia la menopausia con poco o ningún riesgo de efectos secundarios. Algunos cambios sencillos en la rutina diaria pueden incluir ejercicio regular, masajes, y técnicas de relajación, así como evitar hábitos y circunstancias desencadenantes.

Si bien estas medidas pueden ayudar a reducir la intensidad del dolor en los senos, por sí solas no resuelven la causa de este síntoma, que suele ser el desbalance hormonal. Las terapias alternativas son métodos seguros y efectivos para restaurar el equilibrio endocrino, brindando alivio efectivo a los síntomas del dolor en los senos. De hecho, la mayoría de las mujeres encuentran que una combinación de medidas de autocuidado y terapias naturales constituye  la mejor manera de abordar la mastalgia durante la perimenopausia.

Los expertos recomiendan explorar las opciones médicas solo después de que estos otros métodos no hayan podido proporcionar alivio, ya que a menudo son más invasivos y conllevan mayores riesgos. A continuación se detallan las alternativas de tratamiento para el dolor en los senos.

Tres enfoques de tratamiento para el dolor en los senos

Las mujeres que buscan alivio para el dolor en los senos tienen tres enfoques a considerar: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Medicamentos.

1

Cambios en el estilo de vida

Este primer nivel de tratamiento ni implica mayor riesgo, pero requiere de autodisciplina. Incluso pequeños ajustes en el estilo de vida y los hábitos pueden mejorar significativamente el dolor en los senos. Por ejemplo, un estilo de vida sedentario o una dieta rica en grasas pueden aumentar la intensidad del dolor de mamas. Los ajustes en el estilo de vida incluyen estrategias basadas en cambios alimenticios y hábitos saludables, mientras las terapias alternativas otras se centran en formas naturales para reducir el dolor en los senos.

Ajustes de estilo de vida para reducir el dolor de seno:

Hábitos saludables

  • Salga a caminar o realice ejercicio de media hora a una hora cada día.
  • Use un sostén de apoyo mientras hace ejercicio e incluso duerme.
  • Sujetador con almohadillas de un material suave y cómodo.
  • Use compresas frías o calientes.
  • Practique técnicas de relajación, como la visualización y la respiración consciente.
  • Masajee los senos adoloridos con aceite de oliva o de coco.

Cambios alimenticios

  • Consuma una dieta baja en grasas.
  • Aumente la ingesta de fibra dietética; como frijoles, frambuesas, alcachofas y aguacates.
  • Reduzca su ingesta de sal para reducir la retención de líquidos.
  • Coma diuréticos naturales, como perejil, apio y espárragos.
  • Tome un buen suplemento multivitamínico.
  • Reduzca la cafeína y alcohol, además de eliminar el tabaco.
  • Incluya en su dieta alimentos ricos en fitoestrógenos, como la soja, el centeno, la linaza y las manzanas.

Aunque los cambios en el estilo de vida constituyen un enfoque holístico y saludable para el manejo del dolor en los senos, ciertos hábitos pueden ser difíciles de cambiar. Además, no todos las medidas recomendadas abordan el desequilibrio hormonal, que es la principal causa de mastalgia en mujeres de mediana edad.

Dolor en los senos y dieta

En un estudio clínico las mujeres que limitaron su consumo de grasas a un 20% del total de calorías diarias mostraron una significativa reducción del dolor en los senos.

Afortunadamente, existen tratamientos alternativos que se enfocan en el desequilibrio hormonal que causa dolor en los senos. Estos tratamientos naturales tienen un riesgo mucho menor de efectos secundarios, en comparación con los tratamientos médicos de reemplazo hormonal. Siga leyendo para obtener más información sobre el tratamiento natural del dolor de seno.

2

Medina alternativa

Los tratamientos alternativos son una forma natural y de bajo riesgo para tratar el dolor de seno, y hay muchas opciones disponibles. Algunas mujeres recurren a métodos como la acupuntura y las técnicas de relajación, pero éstas solo proporcionan un alivio temporal. En cambio, los suplementos herbales son el tratamiento ideal, ya que son más fáciles de seguir, además de implicar una menor inversión de tiempo y dinero.

Existen dos tipos de suplementos herbales para equilibrar los niveles hormonales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos fitoestrogénicos

Estos suplementos, como el cohosh negro,  son ricos en compuestos de estrógenos de origen vegetal llamados fitoestrógenos. Dado que funcionan como estrógenos en el cuerpo femenino, pueden compensar la deficiencia de estrógenos que ocurre durante la menopausia. Sin embargo, debido a que el uso de fitoestrógenos eventualmente puede hacer que el sistema sea menos capaz de producir hormonas naturales, lo que resulta en una disminución del estrógeno a largo plazo, estos suplementos solo deben usarse por un tiempo limitado.

Suplementos reguladores de hormonas

Suplementos naturales, como Macafem, promueven la salud del sistema endocrino al proporcionarle los nutrientes necesarios para producir hormonas de manera eficiente. Esto restablece el equilibrio no solo de estrógeno sino también de progesterona. Además, debido a que estos suplementos no introducen hormonas externas en el cuerpo, son seguros y pueden tomarse el tiempo que sea necesario.

Para un tratamiento más efectivo, lo mejor es combinar los cambios en el estilo de vida con el uso de suplementos herbales. Sin embargo, el dolor intenso en los senos puede llegar a interferir con la vida diaria, por lo que en esta instancia puede ser necesario recurrir a un tratamiento farmacológico.

3

Medicamentos

Las intervenciones en esta etapa generalmente implican el mayor riesgo y requieren los costos más altos. En los Estados Unidos, el medicamento más común para el dolor en los senos es la terapia de reemplazo hormonal (TRH), un régimen de hormonas artificiales que puede reducir los síntomas de mastalgia de forma rápida y efectiva, pero conlleva un alto riesgo de efectos secundarios.

En 1991, los Institutos Nacionales de Salud lanzaron un nuevo estudio para investigar los  pros y los contras de la TRH, la Iniciativa de Salud de la Mujer. Sin embargo, el estudio se detuvo 11 años después, cuando se descubrió que el uso de hormonas artificiales aumenta el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Estos resultados fueron publicados en el Journal of the American Medical Association.

Otras opciones, como las inyecciones de danazol, tamoxifeno y goserelina, también pueden aliviar el dolor en los senos, pero algunas solo proporcionan un alivio temporal, y todas presentan riesgo de efectos adversos, especialmente con el uso prolongado. Dado que algunos efectos secundarios de estos medicamentos pueden superar a los positivos,  es crucial hablar con un médico antes de tomar una decisión con respecto al tratamiento farmacológico para el dolor en los senos.

Tratamiento para el dolor en los senos

Estos tres enfoques de tratamiento se pueden usar por separado o combinarse para abordar mejor los síntomas de dolor en los senos. Muchas mujeres encuentran que la forma más efectiva de tratar la mastalgia durante la menopausia es una combinación de ajustes de estilo de vida y opciones de tratamiento alternativas.