Distensión abdominal o gases

Revisado por médicos

Revisado por la Dra. Brenda G., MD | Escrito por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 02 diciembre, 2019

Damas

Aunque generalmente no se asocia con la menopausia, la distensión estomacal es uno de los síntomas más frecuentes en esta etapa de la vida y aparece estrechamente relacionado con un exceso de gases y retención de líquidos, generalmente causados por fluctuaciones hormonales, aunque también puede estar vinculado al sobrepeso. La distensión estomacal es comúnmente asociada con el síndrome premenstrual, motivo por el cual es más probable que las mujeres reconozcan este síntoma cuando se presenta durante la perimenopausia.

Que es la distensión abdominal

Siga leyendo para obtener más información sobre la distensión estomacal, sus causas y las opciones de tratamiento disponibles para controlar los síntomas.

Acerca de la distensión estomacal

Definición

La distensión estomacal se define como una sensación de plenitud u opresión en el área abdominal, la cual puede conducir a un cierto grado de incomodidad o dolor, se experimenta principalmente durante la premenopausia como resultado de cambios hormonales que desencadenan retención de líquidos, aumento del gas intestinal o una combinación de ambos.

Algunas mujeres experimentan hinchazón y gases durante unos días y luego los síntomas desaparecen por varios meses o un año. Una mujer puede despertarse con el estómago plano y experimentar distensión estomacal de manera progresiva, a lo largo del día, o la hinchazón en el vientre puede aparecer en cuestión de minutos y empeorar después de las comidas.

Síntomas de distensión estomacal

Durante la premenopausia, los síntomas de inflamación estomacal pueden variar de una mujer a otra, tanto en frecuencia como en intensidad.

Síntomas de distensión estomacal

Es importante entender por tantas mujeres en transición hacia la menopausia experimentan distensión estomacal, frecuentemente acompañada de exceso de gases e hinchazón en el vientre. En la siguiente sección encontrará información sobre las causas de la hinchazón estomacal.

Causas de distensión abdominal

Causas hormonales

Si bien la hinchazón en el vientre puede ocurrir como resultado de factores como la dieta o el estrés, en el caso de mujeres que se acercan a la menopausia, una de las principales causas de distensión abdominal es el desequilibrio hormonal, particularmente de los niveles de estrógeno, que influyen en la capacidad para eliminar líquidos, la cual se ve naturalmente afectada durante el ciclo menstrual. Las mujeres tienden a retener más agua en los días previos a la menstruación, como resultado del aumento en la producción de estrógeno. Los niveles de esta hormona se vuelven erráticos durante la perimenopausia, motivo por el cual aumenta la incidencia de retención de agua, lo que causa hinchazón en el vientre.

El estrógeno también influye en la producción de bilis, una sustancia generada en el hígado y almacenada en la vesícula biliar para ayudar en la digestión de las grasas; cuando estas últimas no se digieren adecuadamente, debido a una deficiencia de estrógeno, puede ocurrir distensión estomacal, hinchazón y gases.

Aunque el papel del estrógeno en la hinchazón abdominal es crucial, existen otras causas que también pueden influir en los síntomas de inflamación estomacal.

Que causa los gases estomacales

Otras causas

Además de la retención de agua y la disminución de la producción de bilis, la otra causa más común de hinchazón es el exceso de gases. Durante la perimenopausia, entre el 30 y el 60% de las mujeres informan un aumento de gases y ruidos estomacales, lo que lleva a los investigadores a creer que las fluctuaciones hormonales juegan un papel en la distensión abdominal.

El exceso de gases también puede ser causado por cambios en la dieta, síndrome del intestino irritable (SII), ingestión de aire, bebidas carbonatadas o intolerancia a la lactosa.

Otros factores que provocan distensión estomacal incluyen cirugía abdominal, obesidad, músculos abdominales debilitados debido al embarazo u otras afecciones médicas más raras, como cálculos biliares, diabetes o enfermedad renal.

Siga leyendo para obtener más información sobre las opciones de tratamiento para la distensión estomacal.

Tratamiento para la distensión estomacal

Afortunadamente, existen diversos enfoques de tratamiento para la distención estomacal.

¿Sabías qué?

Los plátanos, las uvas, los huevos, el arroz, la mantequilla de maní, los jugos de frutas, los tés de hierbas, el yogur y los quesos duros pueden ayudar a reducir los gases y combatir la hinchazón.

1

Cambios en el estilo de vida

Este primer enfoque de tratamiento para la distensión estomacal requiere de mayor autodisciplina, pero está libre de riesgos para la salud. Realizar sencillos ajustes en la rutina diaria a menudo contribuye al alivio de la hinchazón, además de mejoran la salud en general:

  • Dieta balanceada. El consumo de suficientes vitaminas y minerales, especialmente vitamina E y ácidos grasos omega-3, es muy beneficioso para el sistema digestivo y para diversas funciones corporales. Los alimentos ricos en fibra, como nueces, cereales y granos integrales, facilitan el tránsito intestinal, evitando el exceso de gases.

  • Ejercicio. Existe un vínculo entre la obesidad y la hinchazón en el vientre. Sin embargo, realizar actividad física con regularidad, como caminar o trotar, puede ayudar a mejorar la función digestiva y aliviar la distensión abdominal.

  • Hábitos saludables. Es esencial moderar o dejar los malos hábitos como fumar, beber alcohol o consumir demasiada cafeína. Estos pueden tener un efecto negativo sobre la digestión y empeorar la distensión estomacal relacionada con cambios hormonales.

Evitar estos alimentos:

  • Carbohidratos procesados
  • Frituras
  • Sal en exceso
  • Refrescos
  • Frijoles
  • Lácteos

Abandonar estos hábitos:

  • Tabaco
  • Alcohol
  • Cafeína
  • Chicle
  • Comer demasiado rápido

Si bien los cambios en el estilo de vida son una forma saludable y potencialmente muy efectiva de controlar los síntomas de inflamación estomacal, pueden ser difíciles de poner en práctica de manera efectiva. Además, no abordan el desequilibrio hormonal detrás de este síntoma de la menopausia.

2

Terapia alternativa

Hierbas para aliviar problemas digestivos:

  • Albahaca
  • Menta
  • Clavo de olor

Los tratamientos naturales pueden ser una forma efectiva de aliviar la distensión estomacal y  su riesgo es mínimo. Los suplementos herbales son la opción más popular, ya resultan fáciles de seguir e implican una menor inversión en tiempo y dinero. Existen dos tipos de suplementos herbales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas, ambos con la capacidad de tratar directamente el desequilibrio hormonal que suele ser una de las principales causas de distensión estomacal en la menopausia.

Los suplementos fitoestrogénicos contienen compuestos de origen vegetal, similares al estrógeno, los cuales pueden compensar la deficiencia de esa hormona en las mujeres. Al equilibrar los niveles de estrógeno es posible aliviar la distensión estomacal; sin embargo, el uso prolongado de estos suplementos puede hacer que el cuerpo reduzca su capacidad de producir esta hormona naturalmente.

Por otro lado, los suplementos reguladores de hormonas, tales como Macafem, nutren el sistema endocrino, estimulando la producción natural de hormonas, lo que permite restablecer el equilibrio. Debido a su mecanismo natural, estos suplementos se consideran seguros y efectivos, y se pueden usar tanto como sea necesario.

Cuando los cambios en el estilo de vida se combinan con este segundo enfoque alternativo, los resultados pueden ser excelentes; sin embargo, cuando los síntomas de inflamación estomacal son severos, puede ser necesaria una intervención médica para descartar otras causas subyacentes. En tales casos, es crucial evaluar los riesgos y beneficios para tomar una decisión informada.

Opciones de tratamiento para la distensión estomacal
3

Opciones farmacológicas

Si los dos primeros enfoques de tratamiento para la distensión estomacal no dan resultados, y los síntomas continúan o empeoran, es recomendable buscar el consejo de un médico especialista. Este enfoque generalmente conlleva el mayor riesgo y suele ser el más costoso.

En los EE. UU., La terapia de reemplazo hormonal (TRH) ha sido el medicamento más común para tratar los síntomas de la menopausia durante muchos años. Si bien puede ser un método fuerte y de acción en ayunas para aliviar la distensión estomacal, también conlleva el riesgo de efectos secundarios adversos, como accidente cerebrovascular y cáncer de mama.

Otros medicamentos, tales como los antiácidos, se concentran más en aliviar los síntomas de inflamación estomacal que en tratar la causa subyacente. Además, su uso prolongado puede presentar efectos secundarios que superan cualquier beneficio potencial. En caso de considerar este enfoque, debe consultar primero con un especialista.

Es recomendable comenzar con cambios en el estilo de vida para mejorar y mantener la salud gastrointestinal durante la menopausia, combinando este enfoque con suplementos naturales para una mayor eficacia, dejando como última opción los medicamentos recetados.