Sensación de electricidad

Revisado por médicos

Revisado por la Dra. Brenda G., MD | Escrito por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 10 marzo, 2020

Damas

Muchas mujeres experimentan sensación de electricidad durante la menopausia. Estas pequeñas descargas eléctricas en el cuerpo suelen afectar la cabeza y las capas internas de la piel. Se trata de un síntoma de la menopausia que puede ocurrir de manera independiente o preceder un episodio de sofocos, una sensación repentina e intensa de calor en el cuerpo que afecta a una gran cantidad de mujeres de mediana edad.

Si bien los investigadores están tratando de comprender mejor la sensación de electricidad en  la menopausia, cierta evidencia sugiere que las descargas eléctricas corporales en mujeres de mediana edad son el resultado de fluctuaciones hormonales, ya que la deficiencia de estrógeno afecta directamente los sistemas nervioso y cardiovascular. Siga leyendo para descubrir en qué consiste la sensación de electricidad, así como cuáles son sus síntomas, causas y opciones de tratamiento.

Qué es la sensación de electricidad

Acerca de la sensación de electricidad

Los choques eléctricos en el cuerpo son a menudo breves, y un gran porcentaje de mujeres informa que ocurren justo antes de un episodio de sofocos. Para comprender mejor este extraño síntoma de la menopausia, es necesario comprender cómo funcionan los impulsos eléctricos en el cuerpo, así como el efecto de los cambios hormonales de la menopausia en el sistema nervioso.

La electricidad y el cuerpo

A finales de 1700, el anatomista italiano Luigi Galvani descubrió evidencia científica de una  fuerza bioeléctrica dentro del tejido vivo. Después de este descubrimiento revolucionario, los científicos han propuesto diversas teorías sobre la electricidad en el cuerpo humano. En la actualidad, se sabe que los impulsos eléctricos de los sistemas nerviosos central y periférico se envían de un nervio a otro con la ayuda de sales cargadas de electricidad que recorren los canales iónicos.

Debido a que el cuerpo utiliza los impulsos eléctricos como mecanismo de señalización, las alteraciones fisiológicas que ocurren durante la menopausia pueden provocar sensaciones eléctricas anormales.  Las descargas eléctricas corporales durante la menopausia pueden incluir los síntomas que se describen en el cuadro a continuación:

Síntomas de sensación de electricidad

  • Súbitos choques eléctricos en diferentes partes de la cabeza
  • Impulsos eléctricos penetrantes en el cuello
  • Pinchazos dolorosos en la espalda
  • Punzadas agudas en el pecho y los brazos
  • Corriente eléctrica en forma de hormigueo en las extremidades
  • Sensación similar al golpe de una banda elástica entre la piel y el músculo
Síntomas de sensación de electricidad

Causas de sensación de electricidad

Durante la menopausia, las fluctuaciones hormonales tienen un efecto directo sobre el sistema nervioso. Los niveles de estrógeno, una de las principales hormonas reproductivas femeninas, se desequilibran durante la menopausia, lo que puede afectar el sistema nervioso y causar sensación de choques eléctricos en el cuerpo. Algunos investigadores postulan que una falla en las neuronas del sistema nervioso puede ser responsable de las descargas eléctricas corporales durante la menopausia.

El desequilibrio hormonal durante la menopausia también puede alterar el funcionamiento del hipotálamo (la parte del cerebro que regula la temperatura) produciendo síntomas vasomotores, tales como sofocos. La sensación de electricidad en la menopausia a menudo precede los episodios de sofocos.

¿Qué causa la electricidad en el cuerpo?

Tratamiento para la sensación de electricidad

Si bien los choques eléctricos en el cuerpo pueden no ser tan comunes como otros síntomas de la menopausia, suelen resultar bastante incómodos e interferir con la rutina diaria. Aunque los investigadores aún están estudiando la causa exacta de las descargas eléctricas corporales, se cree que pueden estar relacionadas con fallas en el sistema nervioso, el cual está regulado por hormonas como el estrógeno.

Pese a que la sensación de electricidad es un fenómeno que aún se está estudiando, existen formas de controlar y tratar este síntoma.

Tres enfoques de tratamiento para la sensación de electricidad

El tratamiento para la sensación de electricidad durante la menopausia considera tres enfoques: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Terapias alternativas y (3) Opciones farmacológicas, los cuales se pueden combinar, según sea necesario, dependiendo de cada caso individual.

El enfoque menos riesgoso, los cambios en el estilo de vida, generalmente es el mejor lugar para iniciar el tratamiento para la sensación de electricidad en el cuerpo. Como regla general, los medicamentos solo deben usarse en casos graves, cuando se hayan agotado todas las demás opciones.

1

Cambios en el estilo de vida

Este primer nivel de tratamiento no implica ningún riesgo, pero requiere de mayor determinación y disciplina que los demás enfoques. Además de aliviar la intensidad y frecuencia de los choques eléctricos en el cuerpo, realizar simples cambios en la rutina diaria también puede contribuir a mejorar la salud y el bienestar en general.

Cuando se trata descargas eléctricas en el cuerpo, la atención se centra en los sistemas nervioso y endocrino (hormonas). Por lo tanto, es esencial consumir una dieta equilibrada, rica en ácidos grasos omega-3, calcio, magnesio, potasio y vitamina E, y vitaminas del complejo B, que son particularmente beneficiosos para el buen funcionamiento de dichos sistemas. Además, alimentos como el tofu, el centeno y las manzanas tiene compuestos vegetales similares al estrógeno, que pueden ayudar a equilibrar los niveles de esa hormona reproductiva.

Alimentos ricos en omega-3

  • Pescados de agua fría
  • Aceite de krill
  • Nueces
  • Linaza

Otro ajuste importante del estilo de vida es el establecimiento de una rutina de ejercicio. En particular, el yoga ofrece el doble beneficio de ser tanto un medio de actividad física como de control del estrés. El ejercicio contribuye a mejorar la circulación sanguínea, facilita la pérdida de peso y beneficia a las glándulas endocrinas.

Por último, es importante practicar buenos hábitos. El consumo de alcohol, cafeína y tabaco influencian negativamente al sistema nervioso y aumentan los niveles de estrés, por lo que es imprescindible minimizar el uso de estas sustancias. Adicionalmente, mantener una buena hidratación ayuda al cuerpo a llevar a cabo todas sus funciones correctamente. Por lo tanto, mantener hábitos saludables puede brindar un alivio efectivo a la sensación de electricidad en la menopausia.

Para promover la salud del sistema nervioso:

  • Vitaminas del complejo B
  • Vitamina e
  • Calcio
  • Potasio
  • Suplementos de hierbas

Los cambios en el estilo de vida constituyen un enfoque holístico para tratar las descargas eléctricas corporales, pero pueden ser difíciles de implementar, y no todos los ajustes de estilo de vida influyen en los niveles hormonales, que es una de las principales causas de sensación de electricidad en la menopausia. Afortunadamente, las terapias alternativas pueden aliviar el desequilibrio hormonal que frecuentemente provoca esas pequeñas descargas eléctricas en el cuerpo.

2

Terapias alternativas

Este enfoque incluye una variedad de alternativas de tratamiento para la sensación de electricidad, todas en función de las necesidades individuales de cada mujer. El masaje, la aromaterapia y la biorretroalimentación son posibles opciones para aliviar los síntomas, pero los suplementos herbales destacan por ser más accesibles y su uso es más fácil de mantener en el tiempo; además, implican un menor compromiso financiero en comparación con otras alternativas y son capaces de influir directamente en los niveles hormonales, promoviendo el equilibrio.

Existen dos tipos principales de suplementos herbales que se usan comúnmente para equilibrar los niveles hormonales y aliviar la sensación de electricidad en el cuerpo: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos fitoestrogénicos

Los suplementos de hierbas, como cohosh negro, contienen compuestos vegetales similares al estrógeno humano, conocidos como fitoestrógenos. Si bien consumir este tipo de suplementos es una buena forma de equilibrar los niveles de estrógeno para aliviar la sensación de electricidad, su uso a largo plazo no se recomienda, ya que pueden afectar la capacidad del cuerpo para producir hormonas reproductivas, y eventualmente causar una mayor disminución.

Suplementos reguladores de hormonas

Suplementos como Macafem no contienen ningún tipo de hormonas, pero nutren y estimulan las glándulas endocrinas, promoviendo óptimos niveles hormonales. En última instancia, esto conduce a un equilibrio en la producción de estrógeno y otras hormonas, lo que mejora significativamente los síntomas de sensación de electricidad. Estos suplementos se consideran seguros porque tienen poco o ningún efecto secundario y son completamente naturales.

Una combinación de estos dos enfoques (cambios en el estilo de vida y suplementos herbales) es a menudo la alternativa más efectiva de tratamiento para la sensación de electricidad. Sin embargo, en casos más severos una intervención médica puede ser necesaria, no sin antes evaluar los riesgos relacionados con este tipo de alternativa.

Tratamiento para la sensación de electricidad
3

Opciones farmacológicas

Este último enfoque implica el mayor riesgo y, con frecuencia, también los costos más altos. Para tratar los episodios de choques eléctricos en el cuerpo y otros síntomas de la menopausia, el medicamento más comúnmente recetado es la terapia de reemplazo hormonal (TRH); sin embargo, aunque puede ser un método rápido y efectivo, conlleva el riesgo de efectos secundarios adversos que deben considerarse cuidadosamente.

En 1991, los Institutos Nacionales de Salud lanzaron un nuevo estudio para investigar los    pros y los contras de la TRH, la Iniciativa de Salud de la Mujer. Sin embargo, el estudio se detuvo 11 años después, cuando se descubrió que el uso de hormonas artificiales aumenta el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Debido a que se ha realizado poca investigación específica con respecto a las descargas eléctricas corporales, no existen medicamentos específicos para  el alivio de este síntoma de la menopausia. La TRH puede tratar el desequilibrio hormonal subyacente que suele causar este síntoma, pero presenta una serie de riesgos para la salud de las mujeres, por lo que se recomienda consultar a un médico antes de comenzar cualquier tratamiento médico.

Los enfoques anteriores no son mutuamente excluyentes, y pueden combinarse según sea necesario para el tratamiento de los síntomas de sensación de electricidad. Sin embargo, cada vez más mujeres están descubriendo que la aplicación de cambios en el estilo de vida junto con el uso de suplementos herbales proporciona un alivio efectivo y duradero para las descargas eléctricas corporales.