Palpitaciones

Por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 12 febrero, 2020

Damas

Las palpitaciones constituyen un síntoma común que muchas mujeres experimentan durante su tránsito hacia la menopausia. Este fenómeno a menudo es provocado por cambios en los niveles de estrógeno, que ocurren naturalmente cuando una mujer se acerca al final de su vida fértil.

Terminología cardiovascular

  • Pulso. Contracción rítmica y expansión de las arterias con cada latido cardíaco.
  • Taquicardia. Latidos del corazón rápidos o irregulares; más de 100 latidos por minuto.
  • Bradicardia. Frecuencia cardíaca inusualmente lenta.
  • Extrasístole. Latidos cardíacos adicionales ocasionales.
  • Arritmia. Ritmo cardíaco anormal (no siempre presenta latidos irregulares).
  • Función cardíaca mejorada. Sensación de que el corazón late con fuerza, pero con pulso normal.

Si bien las palpitaciones, o latidos irregulares, suelen ser normales durante la perimenopausia, la etapa previa a la llegada de la menopausia, su naturaleza repentina puede provocar alarma en muchas mujeres.

El primer paso para controlar las palpitaciones es conocer sus síntomas, causas y opciones de tratamiento.

Qué son las palpitaciones

Acerca de las palpitaciones

Los latidos irregulares del corazón, conocidos médicamente como palpitaciones, o arritmia, ocurren cuando el corazón late de manera distinta a lo normal, ya sea más rápido, más lento o de manera desacompasada. Esto genera una conciencia desagradable de los propios latidos. Puede sentirse el corazón acelerado, a punto de salirse del pecho, o intermitente, como si se saltara un latido. Las palpitaciones pueden o no producir cambios en el pulso o frecuencia cardíaca.

Función cardíaca

El ritmo cardíaco está coordinado por el propio sistema eléctrico del corazón. Con cada latido, comienza un impulso eléctrico en el seno auricular, o nodo sinoauricular (SA), el marcapasos natural del corazón. El nodo SA produce impulsos eléctricos, los cuales establecen la frecuencia y el ritmo de los latidos del corazón. El impulso se propaga a través de las paredes auriculares derecha e izquierda, haciendo que se contraigan y fuercen la sangre hacia los ventrículos. Este impulso llega al nodo auriculoventricular (AV), que actúa como un puente eléctrico transportando los impulsos desde las aurículas hasta los ventrículos después de un breve retraso.

Desde el nodo AV, el impulso viaja a través de una vía de fibra que envía el impulso a los ventrículos, haciendo que se contraigan. La contracción fuerza la sangre del corazón hacia los pulmones y el resto del cuerpo, y las válvulas semilunares (pulmonar y aórtica) se cierran.

Frecuencia cardíaca normal

Para la mayoría de las personas, la frecuencia cardíaca promedio es de 60 a 100 latidos por minuto. Para algunas personas, como las que hacen ejercicio regularmente o toman ciertos medicamentos, la frecuencia cardíaca normal puede ser de alrededor de 55 latidos por minuto, a veces incluso menos.

Como medir el pulso

Para medir la frecuencia cardíaca en la muñeca, se coloca el índice y el dedo medio en el interior de la muñeca opuesta, justo debajo de la base del pulgar. Una vez que localizado el pulso, se cuenta la cantidad de latidos durante un minuto (o 30 segundos y se multiplica por dos). Esto dará como resultado el número de latidos del corazón por minuto.

Síntomas de palpitaciones

Una mujer puede experimentar episodios de arritmia a cualquier hora del día o de la noche, los cuales pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos. A continuación se muestran los síntomas de palpitaciones más comunes durante la menopausia.

Principales síntomas de palpitaciones

  • Sensación de aleteo
  • Sensación de que el corazón se ha saltado un latido
  • Palpitaciones en el pecho, la garganta o el cuello
  • Conciencia de los latidos del corazón
  • Aumento en la frecuencia del pulso
  • Latidos rápidos

Síntomas adicionales

  • Mareos o aturdimiento
  • Falta de aliento
  • Molestias en el pecho
  • Enrojecimiento
  • Pánico o ansiedad
  • Debilidad o fatiga

Una vez que se han cubierto los síntomas de palpitaciones, el siguiente paso es conocer sus posibles causas subyacentes, así como sus principales factores desencadenantes, tanto hormonales como de otra naturaleza.

Tipos y síntomas de palpitaciones

Causas de palpitaciones

¿Sabías qué?

Durante la premenopausia,  las mujeres tienen una menor incidencia de latidos cardíacos irregulares en comparación con los hombres de la mismaedad y las mujeres que atraviesan la perimenopausia y la postmenopausia.

Durante la menopausia, una de las principales causas de palpitaciones son las fluctuaciones en los niveles de estrógeno. Si bien esta es la explicación más común para los episodios de arritmia durante la menopausia, otras condiciones de salud también pueden causar o contribuir a la aparición de latidos irregulares.

Causas hormonales

Los avances recientes en medicina cardiovascular han ayudado a los expertos a comprender el importante papel del estrógeno en la función cardíaca. Cuando una mujer se acerca a la menopausia, los niveles de esta hormona reproductiva comienzan a fluctuar y eventualmente disminuyen, lo que tiene un impacto significativo en el sistema cardiovascular.

El estrógeno y el sistema cardiovascular

Se ha comprobado que el estrógeno afecta:

  • El metabolismo del colesterol
  • Los niveles sanguíneos de lipoproteínas de alta y baja densidad (HDL y LDL)
  • la proliferación de células musculares lisas en la pared arterial
  • La contracción de las arterias coronarias
  • El sistema nervioso autónomo que  regula los latidos del corazón

La disminución de estrógeno puede provocar la sobreestimulación del sistema nervioso autónomo simpático, lo que puede causar arritmia.

Los estudios han encontrado que existe una correlación entre la caída de los niveles de estrógeno durante la perimenopausia y la aparición de latidos irregulares, una mayor frecuencia de palpitaciones o leves episodios de arritmia.

Aunque los cambios en los niveles de estrógeno son una de las principales causas de palpitaciones durante el tránsito hacia la menopausia, otras condiciones de salud y medicamentos también pueden provocar o contribuir a la ocurrencia de episodios repentinos de arritmia.

Causas de palpitaciones

Causas no hormonales de palpitaciones

Causas médicas

  • Tiroides hiperactiva
  • Fiebre o anemia
  • Hiperventilación
  • Bajos niveles de oxígeno en la sangre
  • Ciertos medicamentos
  • Arritmia
  • Enfermedad del corazón

Factores de riesgo

  • Ejercicio extenuante
  • Ansiedad
  • Cafeína
  • Píldoras de dieta
  • Abuso de drogas
  • Nicotina
  • Estrés

Aunque las palpitaciones son un síntoma normal de la menopausia, en algunos casos podrían indicar una condición de salud más grave.

Casos extremos de palpitaciones

Los latidos irregulares pueden ser motivo de preocupación si aparecen acompañados de otros síntomas. Las mujeres que experimentan palpitaciones con pérdida de conciencia, dificultad para respirar, dolor en el pecho, sudoración inexplicable o mareos deben buscar atención médica inmediata. Episodios caracterizados por latidos fuertes del corazon en reposo, con una frecuencia cardíaca de más de 100 latidos por minuto en ausencia de ansiedad, fiebre o actividad física debe ser motivo para consultar con un especialista.

Pruebas cardiovasculares para latidos irregulares

  • Electrocardiograma (ECG)
  • Monitoreo ambulatorio
  • Prueba de estrés
  • Ecocardiograma
  • Estudio electrofisiológico
  • Prueba de la mesa inclinada

Se debe acudir a un médico en los siguientes casos:

  • Se experimentan palpitaciones nuevas o diferentes.
  • Se sienten más de seis latidos adicionales por minuto, o grupos de tres o más latidos adicionales
  • Existen factores de riesgo de enfermedad cardíaca (diabetes, presión arterial alta, colesterol alto)

Para las mujeres que experimentan palpitaciones o arritmia por primera vez, es una buena idea hablar con un médico para descartar cualquier afección grave. Siga leyendo para obtener más información sobre las opciones de tratamiento para las palpitaciones.

Tratamiento para las palpitaciones

Afortunadamente, las palpitaciones durante la menopausia suelen indicar un desequilibrio hormonal, no una afección potencialmente mortal. Dado que el estrógeno juega un importante papel en la regulación del sistema nervioso, las fluctuaciones de esta hormona pueden ocasionar irregularidades en la frecuencia cardiaca. Siga leyendo para obtener más información sobre los diversos métodos disponibles de tratamiento para las palpitaciones.

Tres enfoques de tratamiento para las palpitaciones

El tratamiento para las palpitaciones considera tres enfoques: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Terapias alternativas y (3) Opciones farmacológicas y quirúrgicas, los cuales se pueden combinar, según sea necesario, dependiendo de cada caso individual.

En general, se recomienda comenzar con cambios en el estilo de vida, la forma de tratamiento menos riesgosa, que puede complementarse con terapias alternativas. Si estos dos primeros enfoques resultan insuficientes, los medicamentos constituyen un último recurso, siempre considerando las posibles consecuencias adversas de este tipo de intervención.

1

Cambios en el estilo de vida

Este primer enfoque de tratamiento para las palpitaciones implica el nivel más bajo de riesgo, pero requiere la mayor autodisciplina y determinación. Para la mayoría de mujeres, sencillos ajustes en la rutina diaria pueden reducir la incidencia de palpitaciones, mejorando al mismo tiempo la salud general.

El primer paso para un cambio positivo en el estilo de vida es adoptar una dieta balanceada. Para la salud del corazón, es esencial reducir el colesterol consumiendo gran cantidad de frutas y verduras, así como ácidos grasos omega-3, que también benefician la salud en general. Por otro lado, alimentos como la soya y los guisantes pueden ayudar a compensar la deficiencia de estrógeno que es una de las principales causas de palpitaciones. También es importante evitar productos con alto contenido de grasas trans, como la manteca y alimentos grasosos.

Alimentos para bajar el colesterol

  • Granos enteros
  • Vegetales frescos
  • Peces de agua fría
  • Nueces
  • Soya

Realizar ejercicios de manera regular también es beneficioso, pero se debe tener cuidado, dado que los aeróbicos pueden provocar irregularidades en la frecuencia cardíaca. Es recomendable comenzar con ejercicios como caminata, yoga y Pilates, los cuales no solo alivian el estrés y la ansiedad, sino que también pueden mejorar el flujo sanguíneo y reducir el colesterol, al igual que cualquier forma de ejercicio.

Además, es crucial evitar hábitos poco saludables que podrían desencadenar o empeorar los problemas cardíacos. Dado que el alcohol, la cafeína y el tabaco afectan directamente el sistema nervioso, pueden causar palpitaciones y otros problemas cardíacos. Es mejor eliminar por completo el consumo de estas sustancias para prevenir y tratar éste y otros síntomas de la menopausia.

Los cambios en el estilo de vida son una forma saludable de controlar las palpitaciones, pero puede ser difícil mantenerlos en el tiempo. Por otro lado, no todos estos ajustes en la rutina diaria tratan el desequilibrio hormonal, una de las principales causas de palpitaciones en la menopausia. Sin embargo, las medicinas alternativas son una forma segura y efectiva de equilibrar las hormonas y, a su vez, controlar los latidos irregulares del corazón.

2

Terapias alternativas

Este enfoque alternativo incluye diversos métodos de tratamiento. Por ejemplo, el masaje y las técnicas de respiración profunda pueden aliviar el estrés y mejorar la circulación. Sin embargo, se cree que los suplementos herbales son el tratamiento más eficiente, ya que son más fáciles de conseguir, además de requerir menos tiempo y dinero que otras alternativas. Además, son el único método alternativo que aborda la raíz de la mayoría de los casos de palpitaciones o arritmia durante la menopausia: el desequilibrio hormonal.

Existen dos tipos de suplementos herbales para equilibrar los niveles hormonales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos fitoestrogénicos

Suplementos de hierbas, como el dong quai y la soya, contienen compuestos vegetales similares al estrógeno humano, conocidos como fitoestrógenos. Si bien consumir este tipo de suplementos es una buena forma de equilibrar los niveles de estrógeno, su uso a largo plazo no se recomienda, ya que pueden afectar la capacidad del cuerpo para producir hormonas reproductivas, y eventualmente causar una mayor disminución.

Suplementos reguladores de hormonas

Suplementos como Macafem no contienen ningún tipo de hormonas, pero nutren y estimulan las glándulas endocrinas, promoviendo óptimos niveles hormonales. En última instancia, esto conduce a un equilibrio endocrino, no solo de estrógeno sino también de otras hormonas. Estos suplementos se consideran seguros porque tienen poco o ningún efecto secundario y son completamente naturales.

Una combinación de estos dos enfoques (cambios en el estilo de vida y suplementos herbales) es a menudo la forma más efectiva de tratamiento para las palpitaciones. Sin embargo, en casos más severos, o cuando otro trastorno es la causa subyacente de las alteraciones en la frecuencia cardíaca, una intervención médica puede ser necesaria, no sin antes evaluar los riesgos relacionados con este tipo de enfoque.

3

Opciones farmacológicas y quirúrgicas

Este último enfoque conlleva el mayor riesgo y generalmente también es el más costoso. Sin embargo, suele ser necesario en casos graves de palpitaciones.  En los últimos años, el medicamento más común recetado para los síntomas de la menopausia, incluyendo las palpitaciones, ha sido la terapia de reemplazo hormonal o TRH. Sin embargo, su conexión con los efectos secundarios adversos y el aumento de los riesgos de cáncer ha hecho que los profesionales de la salud reconsideren esta opción extrema.

En 1991, los Institutos Nacionales de Salud lanzaron un nuevo estudio para investigar los    pros y los contras de la TRH, la Iniciativa de Salud de la Mujer. Sin embargo, el estudio se detuvo 11 años después, cuando se descubrió que el uso de hormonas artificiales aumenta el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Se pueden recetar otros medicamentos para regular el corazón, pero están reservados para casos extremos, cuando los latidos irregulares representan una amenaza para la salud. Los llamados agentes antiarrítmicos, que ayudan a prevenir las palpitaciones evitando que la frecuencia cardíaca se acelere o disminuya en exceso. En situaciones que amenazan la vida, se puede requerir desfibrilación o cirugía, pero estos casos son poco frecuentes.

Sin embargo, cuando la arritmia es causada por un desequilibrio hormonal, tales medicamentos no son necesarios y a menudo conllevan más riesgos que beneficios. Antes de comenzar cualquier plan de tratamiento para las palpitaciones, es imprescindible consultar primero con un médico.

Tratamiento para las palpitaciones

Estos tres enfoques pueden usarse por separado o combinarse según sea necesario. Sin embargo, cada vez más mujeres descubren que optar por cambios en el estilo de vida, en conjunto con terapias alternativas, constituye la estrategia más efectiva para prevenir y tratar las palpitaciones en la menopausia.