Sobrepeso en la Menopausia

Por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 11 octubre, 2019

Damas

¿Sabías qué?

Se calcula que hasta un 64% de adultos estadounidenses sufren de obesidad o sobrepeso.

A medida que las mujeres se acercan a la menopausia, experimentan muchos cambios físicos, incluyendo el aumento de peso. Si bien es uno de los síntomas más frustrantes durante esta etapa de la vida, también es uno de los más comunes. De hecho, hasta el 90% de las mujeres experimentarán sobrepeso en la menopausia.

Aunque el aumento de peso es un aspecto natural y común de envejecer, hay formas de reducirlo. Al tener mayor información sobre el sobrepeso en la menopausia, sus causas y opciones de tratamiento, las mujeres pueden trabajar para prevenir este síntoma.

Acerca de

El aumento de peso se produce cuando aumenta la masa corporal, ya sea como resultado de depósitos de grasa, tejido muscular adicional o exceso de líquido. Sin embargo, con el sobrepeso en la menopausia lo que aumenta es generalmente la grasa alrededor del abdomen.

En promedio, las mujeres aumentan entre 12 y 15 libras (5 y 7 kilos) entre los 45 y los 55 años, cuando generalmente ocurre la menopausia. Este peso extra no se distribuye uniformemente en todo el cuerpo de una mujer, sino que se acumula alrededor del abdomen. En la siguiente sección se detallan los síntomas comunes asociados con el sobrepeso en la menopausia.

Síntomas de sobrepeso

Los síntomas externos de aumento de peso son evidentes, por lo que las mujeres no necesitan aprender a identificar este síntoma de la menopausia. Sin embargo, existen indicadores exclusivos del sobrepeso en la menopausia:

  • Roncar
  • Apnea al dormir
  • Sudor excesivo
  • Sueño durante el día
  • Dificultad para dormir
  • Dolor en la espalda y/o en las articulaciones
  • Sarpullido en los dobleces de la piel
  • Sentir falta de aire con el mínimo esfuerzo
  • Exceso de grasa en la cintura, con una circunferencia superior a lo normal
  • Acumulación de grasa en la pared torácica.

Riesgos del sobrepeso

Aumento de peso y cáncer de seno

Las mujeres que aumentan más de 20 libras (9 kilos) después de la menopausia aumentan su riesgo de cáncer de seno en casi 20%, pero aquellas que pierden dicha cantidad después de la menopausia reducen su riesgo de cáncer de seno hasta en un 23%.

El sobrepeso en la menopausia implica más que preocupaciones estéticas. Diversas enfermedades y otros problemas de salud pueden desarrollarse como resultado de un cuerpo cargado con exceso de peso. La siguiente es una lista de condiciones asociadas al aumento de peso:

  • Enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular
  • Alta presión sanguínea
  • Osteoartritis
  • Cáncer de mama
  • Colesterol alto
  • Enfermedad renal
  • Apnea del sueño
  • Resistencia a la insulina (aumento del riesgo de diabetes)
  • Síntomas de menopausia más severos

Continúe leyendo para conocer las causas de sobrepeso en la menopausia.

Causas

A medida que avanzan los años, el metabolismo se ralentiza, estableciendo el escenario fisiológico para el aumento de peso. Aunque la edad en sí puede conducir al exceso de peso, las mujeres que se acercan a la menopausia tienen un motivo particular de preocupación: las fluctuaciones en los niveles hormonales de una mujer durante esta etapa de transición pueden promover el sobrepeso.

Causas hormonales de sobrepeso en la menopausia

Antojos de la menopausia

Un estudio sugiere que la caída en los niveles de estrógeno y progesterona puede aumentar el apetito de una mujer y hacer que coma hasta un 67% más. Un incremento en el apetito, junto con un metabolismo más lento, puede causar aumento de peso en las mujeres al inicio de la menopausia. Esto podría explicar el salto a un 12% en el número de mujeres de mediana edad con sobrepeso en comparación con las mujeres de 20 y 30 años.

Las hormonas regulan complejas funciones en el cuerpo de las mujeres, incluyendo el peso corporal. El desequilibrio en la producción de las siguientes hormonas suele ser una de las principales causas de sobrepeso en la menopausia:

Estrógeno

Cuando los ovarios de una mujer reducen su producción de estrógeno, su cuerpo intenta extraer esta hormona de otras fuentes. Las células grasas también pueden producir estrógeno, por lo que el cuerpo debe trabajar más para convertir las calorías en grasas, a fin de aumentar los niveles de dicha hormona. Desafortunadamente, las células grasas no queman calorías como lo hacen las células musculares, lo que causa aumento de peso.

Progesterona

La retención de líquidos a menudo está relacionada con la menopausia, ya que el peso del agua y la hinchazón pueden ser el resultado de una disminución en los niveles de progesterona. Aunque esto en realidad no da como resultado un aumento de peso real, la ropa puede quedar un poco más ajustada y una mujer puede sentirse más pesada.

Causas del sobrepeso

Testosterona

Esta hormona, cuyos niveles aumentan al inicio de la menopausia, es responsable de redistribuir el peso a la sección media, en lugar de en las caderas.

Hipotiroidismo y aumento de peso

Las mujeres con una tiroides poco activa a menudo experimentan aumento de peso porque su tasa metabólica se ralentiza como resultado de la afección. En casos raros, el hipertiroidismo también puede causar aumento de peso. Las hormonas tiroideas esencialmente regulan el consumo de calorías en el cuerpo. Conuna tiroides poco activa, se queman menos calorías, las cuales, en vez de convertirse en energía se almacenan en el cuerpo.

Otras Causas de sobrepeso en la menopausia

Aunque las hormonas son en gran parte responsables del sobrepeso en la menopausia, hay otros factores que también pueden desempeñar un papel. Se dividen en dos categorías: edad y estilo de vida.

Edad y ganancia de peso

A partir de los 30 años, las habilidades físicas comienzan a disminuir y continúan deteriorándose hasta los 60 o 70 años, cuando las habilidades del cuerpo se nivelan y comienzan a declinar a un ritmo más lento. La tasa de disminución depende en gran medida de la actividad física y estilo de vida de cada persona. Esta capacidad decreciente afecta el peso, ya que las personas se vuelven menos capaces de realizar actividades físicas que las ayuden a mantener un peso estable al quemar calorías. Para aumentar el potencial de aumento de peso con la edad, la tasa metabólica comienza a disminuir después de los 30 años, lo que también conduce al aumento de peso.

Estilo de vida y aumento de peso

Aunque los cambios físicos son una parte inevitable del envejecimiento que conduce al sobrepeso, el estilo de vida de una mujer también es una variable muy importante que puede inclinar la balanza a favor o en contra del aumento de peso. Algunos de los factores de estilo de vida que pueden conducir al aumento de peso son:

  • Estrés
  • Actividad física reducida
  • Cambios en los hábitos alimenticios
  • Uso de medicamentos
  • Exceso de alcohol

Continúe leyendo para descubrir algunas de las mejores opciones de tratamiento para el sobrepeso en la menopausia.

Tratamiento para el sobrepeso en la menopausia

Al buscar opciones de tratamiento para el sobrepeso en la menopausia, es importante comenzar por aquellos métodos que sean menos invasivos, con menor probabilidad de efectos secundarios.

¿Sabías qué?

La mayoría de las mujeres experimentan una disminución del 5% en la tasametabólica por década. Debido a que el metabolismo se ralentiza a medida que las mujeres se acercan a la menopausia, éstas necesitan alrededor de 200 calorías menos por día para mantener su peso a medida que se acercan a mediados y finales de los 40.

Los cambios en el estilo de vida son el mejor lugar para comenzar. Formas de probada efectividad para evitar engordar en la menopausia, o lidiar con el aumento de peso, son el ejercicio regular y una dieta saludable, practicando la moderación.

Por lo general, combinar cambios en el estilo de vida y terapias alternativas producirá los mejores resultados. Ya que el sobrepeso en la menopausia se asocia con un desequilibrio hormonal, es recomendable buscar suplementos herbales que equilibren de manera natural los niveles hormonales, lo que contribuirá a controlar el exceso de peso.

Finalmente, si después de aplicar estos enfoques no invasivos el sobrepeso se mantiene o sigue en aumento, una mujer puede considerar diferentes medicamentos recetados y alternativas quirúrgicas, como píldoras de dieta o cirugía bariátrica. Esta última opción conlleva el mayor riesgo de efectos secundarios, y debe considerarse como último recurso. Se debe consultar a un médico especialista antes de someterse a cualquiera de estas opciones.