Pérdida de libido

Por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 14 febrero, 2020

Damas

La pérdida de la libido puede ser uno de los síntomas más difíciles de manejar de la menopausia, a menudo porque una mujer puede no entender cómo y por qué ha perdido el deseo de tener intimidad física con su pareja. Es importante mencionar que la falta de deseo sexual durante la menopausia es común y afecta hasta un 20-40% de las mujeres.

Aprender más sobre la pérdida de libido, sus diversas causas y cómo se puede remediar no solo puede traer tranquilidad, sino que también es el primer paso para resolver uno de los más complejos síntomas de la menopausia.

Qué es la pérdida de libido

Acerca de la pérdida de libido

La pérdida de libido es un fenómeno complejo, que tiene dimensiones psicológicas, relacionales, físicas y hormonales tan únicas como las mujeres que las experimentan.

El término “libido” (que proviene del latín y significa “deseo” o “lujuria”), se ha usado durante mucho tiempo para describir el grado de apetito sexual de una persona. La pérdida de libido, médicamente denominada Trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH), consiste en una reducción del deseo o falta de interés en la actividad sexual.

Muchas mujeres con pérdida de libido descubren que están menos en contacto con su sexualidad. Las fantasías y deseos de intimidad física son menos frecuentes y el apetito sexual disminuye o desaparece.

Si bien la falta de deseo sexual difiere de la incapacidad para excitarse o alcanzar el orgasmo, las mujeres que se acercan a la menopausia también pueden experimentar estos indicadores de disfunción sexual. Otros síntomas de la menopausia, como la sequedad vaginal y la irritación, también pueden estar relacionados con la pérdida de libido.

Síntomas de pérdida de libido

Causas de pérdida de libido

Al igual que muchos síntomas de la menopausia, el desequilibrio hormonal es el factor principal detrás de la pérdida de libido. Sin embargo, los problemas físicos, psicológicos y de pareja también disminuyen el deseo sexual en la mujer durante esta etapa de la vida.

Causas hormonales de pérdida de libido

Durante la menopausia, una de las causas identificables más comunes de disminución del deseo sexual es el desequilibrio hormonal. Una reducción en la producción de las principales hormonas reproductivas, estrógeno, progesterona y testosterona, puede afectar negativamente la libido de una mujer.

Estrógeno

El estrógeno desempeña un papel vital en la sexualidad femenina al intensificar la sensación de  excitación, promover la lubricación vaginal y mantener la salud del tejido vaginal.

Cuando una mujer se acerca a la menopausia, su cuerpo comienza a producir menos estrógeno. Esto puede causar una variedad de síntomas que contribuyen a la disminución del deseo sexual, tales como sofocos, sudoración nocturna, menstruación irregular y sequedad vaginal.

Progesterona

La progesterona también es esencial para la salud sexual femenina. Cuando los niveles de esta hormona disminuyen en exceso durante la menopausia, las consecuencias suelen incluir períodos irregulares, y fatiga, entre otros síntomas que pueden conducir a la pérdida de libido.

Testosterona

Tal como sucede con otras hormonas reproductivas, el cuerpo de la mujer comienza a producir niveles más bajos de testosterona con la edad. Los expertos creen que esta caída también puede causar pérdida de libido durante la menopausia.

Si bien los cambios hormonales son a menudo una causa importante de disminución del deseo sexual en la menopausia, otros factores también pueden contribuir a la aparición de este síntoma.

Causas de pérdida de libido

Otras causas de pérdida de libido

Además de las causas hormonales de pérdida de libido, varios otros factores pueden conducir a este síntoma común de la menopausia; éstas pueden separarse en tres categorías: causas físicas, psicológicas e interpersonales. Estas otras causas se enumeran a continuación:

Causas físicas

  • Disfunción sexual
  • Dolor crónico
  • Uso de medicamentos
  • Histerectomía
  • Diabetes
  • Enfermedad del corazón
  • Anemia
  • Enfermedad crónica
  • Sequedad vaginal

Causas psicológicas

  • Estrés
  • Fatiga
  • Cambios en la autoestima y la imagen corporal
  • Preocupaciones sobre el envejecimiento
  • Sentimientos sobre el sexo
  • Condiciones psicológicas (p. Ej., depresión y ansiedad)

Causas interpersonales

  • Cambios en la salud física de la pareja
  • Cambios en la relación íntima
  • Disponibilidad de pareja
  • Falta de comunicación en la pareja
  • Cambio de rol social
  • Cambios familiares
  • Bajo deseo sexual en la pareja
  • Grandes cambios en la vida

Tratamiento para la pérdida de libido

Afortunadamente, la pérdida de libido puede tratarse fácilmente a través de una variedad de métodos. A menudo, los cambios en el estilo de vida, como una dieta saludable y actividad física, no solo ayudarán a recuperar el deseo sexual, sino también a reducir el estrés y la ansiedad.

Sin embargo, debido a que la raíz de la falta de apetito sexual durante la menopausia es una caída en los niveles hormonales, la mejor manera de remediar este problema es tratar directamente la causa subyacente. Los suplementos naturales son una forma excelente y segura de lograr esto.

Tres enfoques de tratamiento para la pérdida de libido

El tratamiento para la pérdida de libido considera tres enfoques: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Terapias alternativas y (3) Opciones farmacológicas, los cuales se pueden combinar, según sea necesario, dependiendo de cada caso individual.

En general, se recomienda comenzar con cambios en el estilo de vida, la forma de tratamiento menos riesgosa, que puede complementarse con terapias alternativas. Si estos dos primeros enfoques resultan insuficientes, los medicamentos constituyen un último recurso, siempre considerando las posibles consecuencias adversas de este tipo de intervención.

1

Cambios en el estilo de vida

Este primer enfoque de tratamiento para la pérdida de libido implica el nivel más bajo de riesgo, pero requiere la mayor autodisciplina y determinación. Para la mayoría de mujeres, sencillos ajustes en la rutina diaria pueden ayudar a mejorar tanto su deseo sexual como su estado de salud general.

Uno de los mayores inconvenientes de la pérdida de libido es el impacto negativo que puede tener en las relaciones de pareja; por ello es importante para las mujeres hablar con franqueza de lo que están experimentando. Al abrir líneas de comunicación y discutir inquietudes, temores y ansiedades, e incluso buscar asesoramiento si es necesario, estos efectos emocionales secundarios se pueden aliviar y es posible fortalecer la relación.

Los ejercicios relajantes, como el yoga, no solo reducen los niveles de estrés, sino que también tonifican el cuerpo y mejoran la autoimagen, mientras que los ejercicios aeróbicos mejoran la salud del corazón y aumentan el flujo sanguíneo al área pélvica. Todo esto ayuda a combatir la pérdida de libido.

Alimentos recomendados

  • Ostras, carnes rojas, hígado, frijoles (zinc)
  • Hojas verdes, almendras, trigo sarraceno (magnesio)
  • Carnes magras, pescado, nueces, lácteos (proteína)
  • Edamame, tofu, miso, leche de soya (derivados de soya con fitoestrógenos)

Ejercicios recomendados

  • Yoga (mayor flexibilidad, relajación)
  • Ejercicios de Kegel (fortalece los músculos vaginales)
  • Aeróbicos (salud cardiovascular)
  • Estiramiento (relajación, alivio del estrés, tono muscular)

Si bien estos cambios pueden aliviar muchos síntomas, no tratan directamente el desequilibrio hormonal, la razón principal detrás de la pérdida de libido durante la menopausia. Se ha demostrado que la medicina alternativa es otra posibilidad para tratar la falta de deseo sexual de una manera segura y natural.

2

Terapias alternativas

Consideradas de bajo riesgo y económicamente accesibles, las terapias alternativas, si se combinan junto con cambios en el estilo de vida, pueden ser altamente efectivas en el tratamiento de la pérdida de libido.

Existen diversas terapias disponibles para mujeres que se encuentran atravesando la menopausia, tales como masajes, aromaterapia y suplementos naturales. Si bien todos estos tratamientos pueden ser útiles, los suplementos herbales son la única alternativa que atacará directamente el desequilibrio hormonal dentro del cuerpo.

Existen dos tipos de suplementos herbales para equilibrar los niveles hormonales y remediar la pérdida de libido: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos fitoestrogénicos

Suplementos de hierbas, como el ginseng y el cohosh negro, contienen compuestos vegetales similares al estrógeno humano, conocidos como fitoestrógenos. Si bien consumir este tipo de suplementos es una buena forma de equilibrar los niveles de estrógeno, su uso a largo plazo no se recomienda, ya que pueden afectar la capacidad del cuerpo para producir hormonas reproductivas, y eventualmente causar una mayor disminución.

Suplementos reguladores de hormonas

Suplementos como Macafem no contienen ningún tipo de hormonas, pero nutren y estimulan las glándulas endocrinas, promoviendo óptimos niveles hormonales. En última instancia, esto conduce a un equilibrio en la producción de estrógeno y otras hormonas. Estos suplementos se consideran seguros porque tienen poco o ningún efecto secundario y son completamente naturales.

Una combinación de estos dos enfoques (cambios en el estilo de vida y suplementos herbales) es a menudo la forma más efectiva de remediar la pérdida de libido. Sin embargo, en casos más severos una intervención médica puede ser necesaria, no sin antes evaluar los riesgos relacionados con este tipo de tratamiento.

3

Opciones farmacológicas

Este último enfoque conlleva mayor riesgo y es generalmente más costoso. En los últimos años, el medicamento más común para tratar los síntomas de la menopausia, incluyendo la pérdida de libido, ha sido la terapia de reemplazo hormonal o TRH. Sin embargo, su conexión con efectos secundarios adversos y un incremento en el riesgo de diferentes tipos de cáncer ha hecho que los profesionales de la salud reconsideren esta opción extrema.

En 1991, los Institutos Nacionales de Salud lanzaron un nuevo estudio para investigar los    pros y los contras de la TRH, la Iniciativa de Salud de la Mujer. Sin embargo, el estudio se detuvo 11 años después, cuando se descubrió que el uso de hormonas artificiales aumenta el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Si bien la terapia de reemplazo hormonal (TRH) y otros medicamentos suelen ser eficaces para remediar la perdida de libido, debido a que sus posibles efectos secundarios pueden superar cualquier beneficio, este tipo de tratamientos requiere de una estricta supervisión médica.

Tratamiento para la pérdida de libido

Estos tres enfoques pueden usarse por separado o combinarse según sea necesario. Sin embargo, cada vez más mujeres descubren que optar por cambios en el estilo de vida, en conjunto con terapias alternativas, constituye la estrategia más efectiva para prevenir y tratar la pérdida de libido en la menopausia.