Picazón en el cuerpo (prurito)

Por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 13 septiembre, 2019

Damas

Si bien las mujeres en general suelen estar familiarizadas con los síntomas comunes de la menopausia, como los sofocos y la sudoración nocturna, muchas desconocen sus efectos en la piel. Durante la transición hacia la menopausia, muchas mujeres experimentan problemas dermatológicos, los cuales están estrechamente relacionados con los cambios hormonales que ocurren en esta etapa de la vida.

Los cambios en la piel generalmente coinciden con el inicio de la perimenopausia, el período de tres a diez años que conduce a la menopausia; sin embargo, algunas mujeres pueden comenzar a notar diferencias en la piel pasada la menopausia.

Comprender las causas subyacentes de la picazón o prurito en la menopausia, es fundamental para encontrar las mejores opciones de tratamiento disponibles. Continúe leyendo para obtener más información sobre la picazón en el cuerpo durante la menopausia.

Acerca de la picazón en la piel

Las fluctuaciones hormonales de la menopausia a menudo pueden desencadenar cambios en la piel, provocando picazón o comezón. La picazón corporal, médicamente conocida como prurito, es básicamente una desagradable sensación en diferentes partes del cuerpo, seguida de un intenso deseo de rascarse. La intensidad del prurito puede variar de leve a severa, y llegar a ser un obstáculo para el desarrollo normal de las actividades e incluso interrumpir el sueño.

¿Sabías qué?

Durante su transición a la menopausia, muchas mujeres experimentan problemas dermatológicos, que pueden incluir acné, adelgazamiento de la piel, aparición de arrugas, cambios de pigmentación y prurito.

Se ha descubierto que ciertas neuronas de la médula espinal, que se encargan de llevar señales sensoriales de la piel al cerebro, juegan un papel importante en la sensación de prurito; sin embargo, la sensación de comezón en mujeres que transitan hacia la menopausia está fuertemente influida por el desequilibrio hormonal.

El prurito suele estar relacionado con la parestesia, una condición caracterizada por entumecimiento, sensación de hormigueo y picazón corporal. Ambas condiciones pueden afectar a las mujeres durante la perimenopausia y la menopausia.

Del total de mujeres con síntomas de menopausia, un pequeño porcentaje experimenta una alucinación táctil denominada formicación, un tipo específico de parestesia que consiste en la sensación de insectos arrastrándose por la piel.
Siga leyendo para descubrir más sobre los síntomas de picazón en el cuerpo.

Síntomas de picazón en el cuerpo

Las mujeres que desarrollan picazón en la menopausia pueden experimentar diversos síntomas. Muchas informan que los codos y la zona T de la cara son los primeros lugares donde sienten comezón, mientras que otras experimentan picazón en zonas particularmente secas de la piel, como las extremidades, el pecho, el cuello o la espalda.

Además de prurito, los cambios en la piel en la menopausia también pueden producir los siguientes síntomas:

  • Pequeñas protuberancias
  • Piel enrojecida o irritada
  • Sarpullido
  • Piel seca o escamosa
  • Sensaciones anormales, como entumecimiento y hormigueo en las extremidades.

Una vez que se conocen los posibles síntomas de picazón en el cuerpo, el siguiente paso es explorar la conexión entre el prurito y los cambios hormonales durante la menopausia. Siga leyendo para conocer las causas de picazón en el cuerpo.

Causas de picazón en el cuerpo

Causas hormonales

Durante la menopausia, una de las causas de picor en la piel más comunes es el desequilibrio hormonal. Durante la perimenopausia, el cuerpo se prepara gradualmente para el cese de la total de la menstruación, motivo por el cual los niveles de estrógeno fluctúan y comienzan a disminuir de forma progresiva.

El estrógeno juega un papel importante en la buena salud de la piel. Esta hormona es responsable de estimular la producción de colágeno, un tipo de proteína que proporciona firmeza y elasticidad a la piel y mantiene unidos otros tejidos conjuntivos (músculos, tendones, ligamentos, huesos, cartílagos, etc.).

El adelgazamiento de la capa superior de la piel (epidermis), debido a que los niveles bajos de estrógeno afectan la producción de colágeno, parece acelerarse en los años inmediatamente anteriores a la menopausia, y la piel reseca con picazón se convierte en un síntoma común. Adicionalmente, la deficiencia de estrógeno también reduce la capacidad del organismo para almacenar humedad y ralentiza la producción de aceites naturales, lo que contribuye a empeorar los síntomas de picazón en el cuerpo.

Otras causas de picazón en el cuerpo

Causas médicas de picazón en el cuerpo

  • Hipotiroidismo
  • Infección micótica
  • Diabetes
  • Cáncer de piel
  • Deficiencia de vitaminas
  • Herpes
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos
  • Abuso de drogas o síndrome de abstinencia

Si bien los cambios hormonales son la causa más común de picazón en la menopausia, otras afecciones médicas también pueden ser responsables de la comezón en el cuerpo. Si bien estas causas son poco frecuentes, es importante tenerlas en cuenta, especialmente en los casos en que el prurito llega acompañado de otros síntomas inexplicables.

Las mujeres preocupadas por conocer las causas de picazón en el cuerpo, así como aquellas que experimentan otros síntomas preocupantes, deben consultar a un dermatólogo calificado u otro profesional médico. Afortunadamente, la picazón en la menopausia a menudo se puede controlar con autocuidado y tratamientos naturales. Siga leyendo para obtener más información sobre las opciones de tratamiento para la picazón en el cuerpo.

Tratamiento para la picazón en el cuerpo

El tratamiento para la picazón corporal durante la menopausia a menudo requiere de una serie de técnicas de autocuidado. Se recomienda comenzar por una combinación de cambios de estilo de vida con medicina alternativa, ya ambos enfoques son la forma más segura y efectiva para aliviar la picazón en el cuerpo.

Autocuidado para la picazón en el cuerpo

  • Llevar una dieta balanceada. Aumente su consumo de ácidos grasos omega-3, que se encuentran en alimentos como salmón, sardinas, huevos fortificados, nueces, linaza y soja. La ingesta adecuada de vitaminas del complejo B también es crucial para la salud de la piel.
  • Beber más agua. Esto ayudará a hidratar la piel desde adentro hacia afuera.
  • Evitarlas duchas calientes. Debido a que el agua caliente puede resecar la piel, es mejor tomar duchas cortas con agua tibia o templada.
  • Hidratarla piel después de bañarse.  El aceite mineral y la vaselina son excelentes humectantes para la piel, además de ser económicos.
  • Usar jabones naturales. Las fragancias y otros compuestos en los jabones pueden irritar la piel.
  • Usarun buen protector solar. La aplicación diaria de un protector solar de amplio espectro protegerá la piel del daño de la radiación ultravioleta.
  • Evitardesencadenantes. Evitar fumar y exponerse al sol en exceso, así como controlar los niveles de estrés y los patrones de sueño también pueden ayudar a controlar la comezón.

Tratamientos alternativos para la picazón en el cuerpo

Si bien estas medidas de autocuidado pueden ayudar a una mujer a controlar la picazón y los cambios en la piel en la menopausia, por sí solas no pueden llegar a la principal causa subyacente del prurito en esta etapa de la vida: el desequilibrio hormonal. Afortunadamente, algunos suplementos naturales pueden abordar la deficiencia en los niveles de estrógeno, contribuyendo al alivio de la picazón en el cuerpo desde adentro. Los tratamientos alternativos implican poco o ningún riesgo y son fáciles de usar.