Sofocos durante la Menopausia

Damas
Quien experimenta sofocos

Los sofocos, también conocidos como calores o bochornos, son olas de calor en la menopausia. En esta etapa fisiológica, los calores pueden acabar afectando la calidad de vida de las mujeres que lo sufren. Los sofocos atacan al 75% de las mujeres en el periodo menopáusico. Sin embargo, las mujeres que lo padecen tienen menor riesgo de contraer cáncer de mama.

Definición - ¿Qué son los sofocos?

Que son los sofocos

Los sofocos suelen ser uno de los síntomas más molestos de la menopausia y, lamentablemente, el más común. Los sofocos son el principal síntoma que lleva a las mujeres a una consulta hacia el final de su etapa reproductiva. También llamados bochornos o calores de la menopausia, los sofocos están relacionados a cambios en los niveles de estrógeno, y se caracterizan por la aparición de calor intenso en el pecho, el cuál se propaga al cuello o a la cara y llega acompañado de ansiedad, palpitaciones, sudoración profusa y enrojecimiento en la piel. Los sofocos pueden ocurrir una o dos veces al día, o incluso cada hora.

¿Cuánto duran los sofocos?

Cuanto duran los sofocos

Cada episodio de sofocos o bochornos de la menopausia dura en promedio de dos a cuatro minutos, pero las mujeres pueden experimentarlos hasta por siete años con variaciones en frecuencia e intensidad. Sin embargo, a 10 años de entrada la perimenopausia, algunas mujeres continúan experimentando calores.

Sofocos nocturnos

Normalmente, tras un bochorno se produce sudoración excesiva, la cual se conoce como sofocos nocturnos. Estos calores nocturnos, muy comunes durante la menopausia, son causados por desequilibrios hormonales.

Sofocos en mujeres jóvenes

Los bochornos en mujeres jóvenes son poco frecuentes y suelen estar vinculados con problemas de tiroides. Toda mujer menor de 30 años que experimente sofocos o calores debería consultar con un médico.

Calores repentinos

Los episodios de sofocos con frecuencia llegan de manera repentina,  tomando a la mujer por sorpresa. Estos calores súbitos pueden ocurrir también en climas fríos e incluso en la ausencia de otros factores desencadenantes, tales como comidas calientes o ambientes cerrados.

¿Sabías qué?

Un estudio publicado en JAMA Internal Medicine, en el año 2013, halló diferencias significativas entre mujeres de distintos grupos étnicos. Las afrodescendientes experimentaron síntomas por el doble de tiempo que las asiáticas, en tanto que las mujeres hispánicas tuvieron bochornos durante ocho años, y las hispanas blancas durante seis años.

Causas - ¿Por qué se dan los sofocos?

Aunque los desbalances hormonales son la causa principal de los sofocos, existen diferentes factores que pueden provocarlos.

Principal causa - Desequilibrio hormonal

Los sofocos durante la menopausia están relacionados con cambios hormonales, principalmente en los niveles de estrógeno. Durante la transición a la menopausia, se reduce la producción de hormona sexual femenina (estrógeno), la cuál influye en la regulación térmica del cuerpo, entre otras cosas. Los calores de la menopausia responden una alteración del centro termorregulador del cerebro, el hipotálamo.

Debido a la baja producción de estrógenos, se produce una repentina dilatación de los vasos sanguíneos, lo que hace que la sangre circule más rápidamente y en mayor cantidad. Como consecuencia, se produce un aumento de temperatura, una sensación de calor en el cuello y el rostro que causa enrojecimiento. Cuando comienza un sofoco, el cuerpo intenta perder calor, necesita enfriarse, y responde bajando su temperatura. Después de conseguirlo recupera el estado normal.

Por que ocurren los sofocos

Otras causas

Existen diversas causas para los calores, sofocos o bochornos de la menopausia. Entre dichos factores figuran los siguientes:

Enfermedades que causan sofocos:

  • Problemas del corazón
  • Hipotiroidismo
  • Cáncer

Malos hábitos que desencadenan sofocos:

  • Situaciones estresantes
  • Excesivo consumo del alcohol
  • Comidas calientes y picantes

Síntomas - ¿Cómo se sienten los sofocos?

Como se sienten los sofocos

Los sofocos son oleadas de calor ascendente o descendente que surgen desde el cuello, la cabeza o el pecho. Cada mujer experimenta los bochornos o calores de una manera diferente, y estos varían en cuanto a su intensidad y duración.

El primer indicio de la llegada de un sofoco suele ser una sensación de presión en la cabeza, calor en la cara y un ligero malestar, que refleja un aumento en el ritmo cardíaco y el flujo de sangre que llega a la piel, lo que produce un calentamiento repentino de las zonas superiores del cuerpo.

La frecuencia cardíaca aumenta de 5 a 30 latidos por minuto con cada sofoco, la temperatura sube y aparece la sudoración. En algunas ocasiones el calor excesivo produce otros síntomas de bochornos como sensación de ardor, de ahogo, náuseas, y dificultad para concentrarse.

Prevención - ¿Cómo evitar los sofocos?

¿Cómo aliviar los sofocos en la menopausia?

Afortunadamente, existen alternativas naturales para equilibrar el cuerpo durante la menopausia. A fin de prevenir los sofocos es conveniente seguir estas recomendaciones:

Nutrición saludable

  • Alimentos con fitoestrógenos. Consumir más alimentos que contengan fitoestrógenos, como soya, linaza, frutos secos y semillas de girasol; todas ayudan con el desbalance hormonal y a evitar los sofocos.
  • Vitamina C. Algunas mujeres sienten que los bioflavanoides de la vitamina C puede reducir la frecuencia de los bochornos. Para aliviar los sofocos es recomendable comer más alimentos con vitamina C como el kiwi, brócoli, naranja y fresa.
  • Vitamina E. Los antioxidantes de la vitamina E juegan un rol significativo para reducir los sofocos. Para aliviar los bochornos, tome la dosis recomendada de un suplemento con vitamina E o coma más alimentos con esa vitamina como el maíz, nueces y espinacas y así reducirá la intensidad de los sofocos.

Hacer deporte

  • Un sencillo ejercicio cardiovascular, como correr o caminar, es una de las cosas más fáciles que puede hacer para mejorar su salud.
  • Nadar regularmente también ayuda a bajar su temperatura corporal y a relajarse, evitando así los sofocos.
  • Realizar cualquier deporte en lugares ventilados o con aire acondicionado.
  • Practicar yoga, pilates u otras disciplinas para aliviar el estrés, que también puede desencadenar sofocos.
  • Mantener una vida activa y evitar el sedentarismo.

Buenos hábitos

  • Evitar prendas sintéticas. La vestimenta sintética puede calentar demasiado el cuerpo. También si usa ropa apretada, como los cuellos de tortuga, puede empeorar los sofocos.
  • Permanecer fresca. Reducir las duchas calientes y saunas, beber agua fría y mantenerse en lugares bien ventilados y frescos dentro de casa.
  • Dejar de fumar. El hábito de fumar está relacionado con el aumento de los sofocos en las mujeres durante la menopausia.
Como evitar los sofocos

Sobrellevar - ¿Qué es bueno para aliviar los sofocos?

Existen varias maneras que reducir los bochornos. Puedes seguir estos datos para saber cómo aliviar los sofocos:

¿Qué hacer?

  • Encender los ventiladores puede brindar un alivio temporal para los sofocos.
  • Dejar las ventanas abiertas para combatir los sofocos nocturnos.
  • Respirar profundamente y soltar el aire de forma lenta durante unos minutos.
  • Pasar bolsa de hielo sobre el cuello y la cara para refrescar.

¿Qué tomar?

  • Tomar agua fría para disminuir su temperatura corporal. Beba un poco agua justo cuando esté pasando por un sofoco para sentir alivio.
  • Tomar flor de tilo en una taza de agua para relajarse.
  • Un baño de 15 minutos con agua tibia ayudará a mantenerse sin calores.
  • Frecuentes paseos antes de dormir con el fin de respirar aire fresco y dormir más relajada.

¿Qué vestir?

  • Usar ropa ligera y de fibras naturales para mantenerte fresca.
  • Prendas fáciles de quitar, así evitar la sudoración excesiva. Llevar varias capas de ropa para ponerse y/o quitarse según el momento, ayudará a sobrellevar mejor los sofocos.
  • Utilizar ropa fresca y cómoda que no apriete ni ajuste.
  • Lo mejor es utilizar ropa interior de algodón y lavarla con un detergente suave.

Como aliviar los sofocos

Tratamientos - ¿Cómo combatir los sofocos?

Además de las recomendaciones ya mencionadas, existen diferentes opciones de tratamiento para los sofocos, las cuales pueden ayudar a prevenir y aliviar este síntoma.

Remedios para los sofocos

Suplementos de fitoestrógenos como dong quai, clavo rojo, salvia, regaliz, cimicifuga han sido tradicionalmente un complemento alimentario importante para reducir los síntomas menopáusicos, aliviando los sofocos. Además de aliviar los sofocos, otros beneficios de la salvia incluyen promover la digestión, así como evitar la diarrea y los dolores de cabeza. Es importante no consumir fitoestrógenos en exceso, ya que aumentan el nivel de estrógenos en el cuerpo.

Suplementos para equilibrio hormonal. Macafem es un excelente suplemento herbal que trata los sofocos regulando las hormonas. A diferencia de otros fitoestrógenos naturales, la maca contenida en este suplemento nutre y estimula las glándulas endocrinas, promoviendo el equilibrio hormonal. Lea más sobre Macafem.

Como combatir los sofocos

Medicamentos para los calores en la menopausia

Terapia de reemplazo hormonal (TRH)

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) puede ser muy efectiva en el tratamiento de los sofocos, pero normalmente se recomienda solo en caso de experimentar síntomas muy severos, siempre y cuando el médico lo crea necesario. Estudios demuestran que este tipo de terapia puede tener graves efectos secundarios, como el incremento en el riesgo de cáncer de mama e infartos cerebrales, entre otros.

Antidepresivos

Se ha demostrado que ciertos medicamentos elevan los niveles de serotonina y, por tanto, disminuyen los sofocos. De hecho, la agencia americana de Administración de Medicamentos y Alimentos​​ (FDA por sus siglas en inglés) aprobó en 2013 un antidepresivo específico para el tratamiento de los sofocos; sin embargo, es importante recordar que cualquier medicamento debe administrarse siempre con receta médica y siguiendo las instrucciones de un especialista.

Recomendaciones finales

Cada mujer experimenta y siente los sofocos o bochornos de manera diferente. Afortunadamente, existen alternativas naturales para equilibrar el cuerpo durante la menopausia, como consumir vitaminas C y E, nadar, practicar yoga, y reducir el consumo de alcohol. Cuando los sofocos ocurren, pueden controlarse de varias maneras, desde usar ventiladores hasta tomar agua fría y vestir prendas fáciles de quitar. Adicionalmente a estos métodos preventivos, las mujeres pueden optar por tratamientos naturales, tales como consumir alimentos con fitoestrógenos o tomar suplementos herbales para reducir la frecuencia e intensidad de los calores de la menopausia.