Encías inflamadas

Por el Equipo Editorial de Menopause Now | Actualizado: 30 enero, 2020

Damas

¿Sabías qué?

Las personas con infección en las encías tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón.

Durante la menopausia y otros momentos de fluctuación hormonal, las mujeres corren un mayor riesgo de experimentar problemas con su salud oral, desde encías inflamadas hasta gingivitis. En esta etapa de la vida esto se asocia con cambios en los niveles de estrógeno y el proceso natural de envejecimiento.

Es esencial que las mujeres que se encuentran en transición hacia la menopausia conozcan los síntomas, las causas y las alternativas de tratamiento para encías inflamadas. Siga leyendo para obtener más información sobre los problemas de salud oral que pueden presentarse en la menopausia.

En que consisten los problemas de encías

Acerca de las encías inflamadas

La gingivitis, el término médico para la enfermedad de las encías, se desarrolla cuando las bacterias proliferan y se acumulan entre las encías y los dientes, lo que puede provocar irritación, inflamación y sangrado. Si la inflamación de encías no se trata, puede provocar problemas más graves, como la periodontitis.

¿Sabías qué?

Los bisfosfonatos son una clase de medicamentos que a menudo se recetan para tratar la osteoporosis. Desafortunadamente, estos medicamentos conllevan un riesgo poco común pero grave de osteonecrosis, que ocurre cuando el hueso de la mandíbula no recibe sangre y muere.

La menopausia también aumenta el la posibilidad de experimentar problemas óseos, que pueden afectar los dientes y la mandíbula. El riesgo de osteoporosis aumenta significativamente después de la menopausia.
Los problemas de encías se caracterizan por una miríada de síntomas. Siga leyendo para aprender a identificar estos síntomas, sus causas y lo que puede hacer al respecto.

Síntomas de encías inflamadas

Si bien muchas mujeres son conscientes de algunos de los síntomas asociados con los problemas de encías, es importante resaltar las posibles señales de advertencia.

¿Sabías qué?

Muchas personas detectan sus problemas en las encías cuando las cerdas de sus cepillos de dientes se tornan de color rosa, lo cual es una señal de que sus encías sangran con facilidad.

Si una mujer experimenta éstos u otros problemas de encías, es recomendable que consulte con un odontólogo.

Si bien una visita al dentista suele ser la única forma segura de determinar las causas de inflamación de encías en adultos, es muy importante informarse acerca de los diversos factores que pueden provocar problemas de encías durante la menopausia.

Síntomas de encías inflamadas

Causas de inflamación de encías

Si bien muchos factores pueden contribuir al deterioro de la salud oral en las mujeres durante la menopausia, una de las principales causas de encías inflamadas y sangrantes en esta etapa de la vida son los niveles fluctuantes de estrógenos, los cuales afectan los tejidos orales, incluyendo encías, glándulas salivales y mandíbula.

¿Sabías qué?

Los cambios hormonales en la menopausia pueden hacer que las papilas gustativas de una mujer sean menos sensibles a la sacarosa, lo que aumenta su deseo de alimentos dulces. Igualmente, el deterioro del esmalte dental y los problemas de encías pueden ser un síntoma de enfermedad celiaca o intolerancia el gluten.

A medida que el cuerpo se prepara para finalizar sus funciones reproductivas, los niveles de estrógeno que producen los ovarios comienzan fluctuar significativamente, reduciéndose eventualmente a un mínimo histórico al ingresar a la postmenopausia. Esta abrupta caída de estrógeno puede aumentar el riesgo de problemas de encías, deterioro de los dientes y osteoporosis.

Además de las causas hormonales, otros factores pueden aumentar la posibilidad de tener encías inflamadas y deben discutirse en mayor detalle con un profesional dental calificado. Siga leyendo para obtener más información sobre cómo tratar los problemas de encías que ocurren durante y después de la menopausia.

¿Por qué se inflaman las encías?

Tratamiento para encías inflamadas

Cómo prevenir problemas de encías

Cuando se trata de la salud oral, la prevención es clave. Una mujer puede realizar los siguientes cambios en el estilo de vida para prevenir o mitigar los efectos de encías inflamadas, gingivitis y otros problemas bucales durante la menopausia:

Cómo prevenir problemas de encías

Si bien estas medidas pueden ayudar en el manejo de los problemas de encías durante la menopausia, no abordan su principal causa subyacente: el desequilibrio hormonal. Afortunadamente, hay formas seguras y naturales de remediar este síntoma.

Afortunadamente, existen diversas alternativas de tratamiento para encías inflamadas, las cuales pueden ayudar a una mujer a controlar y revertir el deterioro de la salud oral, así como otros síntomas de la menopausia.

Tres enfoques de tratamiento para encías inflamadas

Alrededor del 68% de los pacientes con gingivitis son mujeres, las cuales tienen especial tendencia a presentar problemas de encías durante la menopausia, cuando ocurren profundos cambios hormonales. Dado que el estrógeno y la progesterona afectan diversos aspectos de la salud (circulación sanguínea, densidad ósea e incluso el sistema inmune), es posible disminuir la inflamación de encías y otros problemas orales al abordar el desequilibrio hormonal subyacente.

Las mujeres que buscan alivio para los problemas de encías tienen tres enfoques a considerar: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Medicamentos y cirugía.

1

Cambios en el estilo de vida

Este primer nivel de tratamiento está prácticamente libre de riesgos, pero requiere de autodisciplina. Realizar pequeños ajustes en el estilo de vida y los hábitos puede mejorar significativamente las encías inflamadas, la gingivitis y otros problemas de salud oral.

Una dieta bien balanceada es esencial para prevenir y tratas la inflamación de encías y el deterioro dental. El calcio contenido en alimentos como lácteos y hortalizas de hoja verde ayuda a mantener fuertes los huesos y los dientes. Las deficiencias en vitaminas A y C pueden afectar negativamente las encías y otros tejidos blandos, por lo que es importante comer suficientes frutas y verduras. Además, la vitamina C es esencial para fortalecer el sistema inmune, lo que ayuda a combatir las bacterias orales. Los alimentos ricos en fitoestrógenos, como la soya, la linaza y los frijoles, pueden elevar moderadamente los niveles de estrógenos. Finalmente, es mejor minimizar la ingesta de azúcar, ya que esto alimenta a las bacterias dañando eventualmente las encías.

Alimentos para manejar los problemas de encías

  • Frutas cítricas
  • Tofu
  • Carnes magras
  • Leche de almendras
  • Verduras de hoja verde

Finalmente, mantener hábitos saludables también ayuda en la prevención y manejo de los problemas de  encías. Una buena rutina de higiene oral (cepillado y uso de hilo dental al menos dos veces al día) ayuda a eliminar las partículas de las que se alimentan las bacterias. Dormir lo suficiente por las noches y reducir el estrés benefician al sistema inmunitario, al igual que eliminar los malos hábitos, como fumar y beber alcohol, que tienden a empeorar la inflamación de encías y otros problemas orales.

Aunque los cambios en el estilo de vida son una forma saludable de tratar las encías inflamadas, pueden ser difíciles de implementar. Además, no todos los ajustes anteriores abordan el desequilibrio hormonal, que suele ser la causa subyacente de problemas de encías durante la menopausia. Afortunadamente, la medicina alternativa es una forma segura y efectiva de equilibrar las hormonas.

2

Medina alternativa

Este enfoque abarca diversas opciones de tratamiento no invasivas, tales como aromaterapia, pomadas caseras y suplementos herbales, siendo estos últimos la mejor opción, ya que son fáciles de conseguir, además de requerir una menor inversión e tiempo y dinero en comparación con otras alternativas.

Existen dos tipos de suplementos herbales que contribuyen a equilibrar los niveles hormonales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos fitoestrogénicos

Ciertos suplementos de hierbas, como es el caso de la soya, contienen fitoestrógenos, los cuales son compuestos de origen vegetal que simulan las funciones del estrógeno en el cuerpo, ayudando a aliviar la inflamación de encías y otros síntomas de la menopausia. Sin embargo, la introducción de hormonas externas puede disminuir la capacidad de producir hormonas naturales, por lo que estos suplementos no deben usarse durante períodos prolongados.

Suplementos reguladores de hormonas

Suplementos naturales, como Macafem, promueven la salud del sistema endocrino al proporcionarle los nutrientes necesarios para producir hormonas de manera eficiente. Esto restablece el equilibrio no solo de estrógeno sino también de progesterona, contribuyendo a combatir directamente causas de encías inflamadas y sangrantes durante la menopausia. Además, debido a que estos suplementos no introducen hormonas externas en el cuerpo, son seguros y pueden tomarse el tiempo que sea necesario.

Para un tratamiento más efectivo, lo mejor es combinar los cambios en el estilo de vida con el uso de suplementos herbales. Sin embargo, si la infección en las encías continúa puede ser necesario recurrir a un tratamiento farmacológico.

3

Medicamentos y cirugía

Este último enfoque implica mayor riesgo, y es generalmente el más costoso e invasivo. Cuando se tratan problemas de encías causados por un desequilibrio hormonal, comúnmente se prescribe la terapia de reemplazo hormonal (TRH). Si bien puede ser una forma rápida y poderosa de aumentar los niveles de estrógeno y aliviar las encías inflamadas, también aumenta el riesgo de cáncer de seno y otras enfermedades.

En 1991, los Institutos Nacionales de Salud lanzaron un nuevo estudio para investigar los  pros y los contras de la TRH, la Iniciativa de Salud de la Mujer. Sin embargo, el estudio se detuvo 11 años después, cuando se descubrió que el uso de hormonas artificiales aumenta el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Estos resultados fueron publicados en el Journal of the American Medical Association.

Medicaciones y procedimientos periodontales específicos

Si bien el equilibrio de los niveles hormonales puede ayudar a prevenir y reducir la inflamación de encías, en los casos en que la gingivitis ha progresado significativamente hasta convertirse en inflamación periodontal, puede ser necesario recurrir a medicamentos, entre los que se incluyen:

  • Antibióticos. Los antibióticos vienen en forma de píldoras, gel, enjuague bucal y microesferas. Un dentista inserta las microesferas en las bolsas periodontales.
  • Chip antiséptico. Al igual que en el caso anterior, se coloca en las bolsas periodontales para detener el crecimiento excesivo de bacterias y cerrar esos surcos gingivales creados por la infección.
  • Supresores de enzimas. Tiene como función inhibir las enzimas que descomponen el tejido de las encías.

En el caso de inflamación periodontal avanzada, se opta por procedimientos quirúrgicos, tales como los conductos radiculares, la cirugía de colgajo y los injertos de mandíbula. Sin embargo, estos métodos suelen ser dolorosos, costosos e invasivos. Por esta razón, las medidas preventivas son cruciales, pero cuando la infección en las encías ha progresado significativamente, la cirugía puede ser necesaria para corregir el problema. Es importante consultar siempre a un médico o dentista si los problemas de encías persisten.

Tratamientos para las encías inflamadas

Estos tres enfoques de tratamiento se pueden usar por separado o combinarse para abordar mejor los problemas de salud oral. Muchas mujeres encuentran que la forma más efectiva de tratar las encías inflamadas durante la menopausia es una combinación de ajustes de estilo de vida y opciones de tratamiento alternativas.