Hinchazón y sensibilidad en los senos

Por Fiorella M. | Actualizado: 17 marzo, 2020

Damas

El término médico para el dolor en los senos es mastalgia, y aunque la inflamación de las glándulas mamarias se relaciona frecuentemente con el embarazo, la lactancia y el síndrome premenstrual (SPM), también se trata de un síntoma común de la menopausia. La mayoría de las mujeres experimentarán hinchazón y sensibilidad en los senos en algún momento de sus vidas.

Hinchazón y sensibilidad en los senos

¿Por qué se inflaman las glándulas mamarias?

Hay dos tipos de mastalgia: el dolor mamario cíclico está relacionado con el ciclo menstrual, mientras que el dolor mamario no cíclico puede afectar a mujeres de cualquier edad. Ambos tipos de inflamación mamaria están relacionados con el desequilibrio hormonal. Es más probable experimentar hinchazón y sensibilidad en los senos durante la menopausia, en coincidencia con las fluctuaciones hormonales que ocurren en esta etapa de la vida. La sensibilidad en los pechos también se asocia más comúnmente con cambios fibroquísticos en el tejido mamario, los cuales a menudo ocurren durante el embarazo, la lactancia o la menopausia.

Las causas menos comunes de hinchazón y sensibilidad en los senos incluyen:

  • Ingesta excesiva de cafeína y sal
  • Mastitis
  • Embarazo
  • Anticonceptivos orales

En casos muy raros, la hinchazón y la sensibilidad en los senos pueden ser signo de tumores malignos. Teniendo esto en cuenta, se recomienda visitar a un médico y hacerse mamografías anuales después de los 40 años.

¿Cuáles son los síntomas de hinchazón y sensibilidad en los senos?

  • Aumento en el tamaño de los senos
  • Sensación de pesadez
  • Sensación de dolor al tacto

También se ha informado que el dolor asociado con estos síntomas puede ser más intenso durante la menopausia. En el caso de la mastalgia no cíclica, los síntomas no deben durar mucho tiempo y, si persisten, se debe acudir a un médico.

Manejo de la hinchazón y sensibilidad en los senos

Existen muchos ajustes en el estilo de vida que pueden ayudar a que la inflamación mamaria sea más manejable:

  • Reducir el consumo de cafeína y sal. Dado que el consumo excesivo de ambos nutrientes puede causar retención de agua, incrementando la sensación de hinchazón y sensibilidad en los senos.

  • Tomar más vitamina E. Esta vitamina ha sido popular durante mucho tiempo para aliviar la mastalgia.

  • Usar un sostén cómodo. Esta puede ser una de las formas más simples y efectivas de reducir el dolor en los senos.

  • Aplicar compresas tibias. Una compresa tibia en la base de cada seno puede ayudar a aliviar la inflamación después de un día particularmente doloroso.

Tratamientos para la hinchazón y sensibilidad en los senos

Los anteriores consejos para manejar la mastalgia pueden ayudar a disminuir la inflamación y la sensibilidad en los pechos; sin embargo, existen otros enfoques que permiten lograr un alivio más duradero e incluyen tratamientos y medicamentos alternativos. En el siguiente enlace podrá obtener mayor información sobre las diferentes opciones de tratamiento para el dolor de senos.

Artículos relacionados

Desequilibrio hormonal y dolor de senos: preguntas y respuestas. Desequilibrio hormonal y dolor de senos: preguntas y respuestas.
Hipotiroidismo y dolor de senos Hipotiroidismo y dolor de senos
Dolor de senos en la postmenopausia Dolor de senos en la postmenopausia