Las 4 etapas de la osteoporosis

Por Fiorella M. | Actualizado: 21 marzo, 2019

Damas

La osteoporosis es una enfermedad común que afecta a las mujeres a lo largo y más allá de la mediana edad, y uno de los principales síntomas de la menopausia. La condición progresa a lo largo de cuatro etapas, durante las cuales los huesos se deterioran a una velocidad que supera la capacidad de regeneración ósea.  Siga leyendo para conocer todo sobre las cuatro etapas de la osteoporosis y cómo protegerse de esta enfermedad degenerativa.

Las 4 etapas de la osteoporosis

Etapa 1

La osteoporosis puede comenzar alrededor de los 30 años, pero en esta primera etapa no suelen aparecer síntomas notables. Este es el punto en el que los huesos pueden comenzar a descomponerse al mismo ritmo que le toma al cuerpo producir nuevo tejido óseo. Mientras esta tasa se mantenga constante, los huesos no se debilitarán significativamente.

Etapa 2

Al igual que en la primera etapa, la segunda también es bastante difícil de notar. Ocurre principalmente después de los 35 años, aunque puede comenzar más tarde en la vida. En esta etapa, los huesos se deterioran ligeramente más rápido que la capacidad de regeneración ósea.

Aunque un pequeño nivel de deterioro podría detectarse mediante una densitometría ósea, los huesos no serán significativamente más propensos a fracturarse porque su fuerza no se ha deteriorado significativamente. Este leve cambio estructural en los huesos se denomina baja densidad ósea, y son pocos los casos que se detectan en esta etapa.

Etapa 3

La pérdida de masa ósea se hace más notoria en esta tercera etapa y generalmente afecta a mujeres de 45 a 55 años. Los huesos se debilitan hasta el punto en que pueden comenzar a romperse bajo una presión que normalmente no afectaría una estructura ósea saludable. A este nivel intermedio de deterioro se denomina osteopenia.

La mayoría de los casos de osteopenia no se diagnostican tempranamente porque es difícil detectar un problema hasta que los huesos comienzan a romperse con facilidad. En esta tercera etapa, las pruebas revelan una densidad ósea crecientemente reducida, característica de la osteoporosis.

Etapa 4

Las etapas tres y cuatro son bastante parecidas entre sí, con menos diferencias distintivas que las existentes entre las dos primeras etapas de la osteoporosis, pero en general, la cuarta etapa trae consigo una significativa carga de angustia, ya que los huesos se vuelven mucho más frágiles y se incrementa el riesgo de fracturas importantes.

Algunos de los síntomas de la osteoporosis durante la esta última etapa incluyen dolor constante, debido a pequeñas fracturas por estrés, un creciente nivel de discapacidad, con limitaciones de movimiento, y deformaciones de la columna. Cuando el peso que soporta la espina dorsal supera su capacidad, son comunes las caídas y, en consecuencia, las fracturas.

Sin embargo, hay buenas noticias para quienes temen atravesar las diferentes etapas de la osteoporosis. Cada vez es menos frecuente que las mujeres lleguen a la cuarta etapa de pérdida de masa ósea, debido a los avances médicos en la prevención del deterioro de los huesos y la reducción del riesgo de fracturas.

Conocer las características y síntomas de cada una de las etapas de la osteoporosis, desde los primeros indicios de pérdida de masa ósea, podría ayudarla a detectar a tiempo esta enfermedad, así como a tomar las decisiones necesarias para prevenir su avance durante la menopausia.

Obtenga más información sobre las opciones de tratamiento natural para la osteoporosis más efectivas durante la menopausia. Recuerde que su salud ósea depende de usted.