Cómo regular el período con anticonceptivos

Por Fiorella M. | Actualizado: 01 julio, 2019

Damas

Los períodos irregulares se caracterizan por sangrado menstrual infrecuente o demasiado frecuente, ausencia de la menstruación (amenorrea), períodos dolorosos (dismenorrea), o cambios en el flujo menstrual. Muchas mujeres optan por tratar de regularizar su período usando métodos de control de la natalidad, pero ¿cómo elegir el mejor método anticonceptivo?

Continúe leyendo para conocer los diferentes métodos anticonceptivos hormonales que pueden ayudar a regular el ciclo menstrual, de modo que pueda tener períodos más predecibles.

Cómo regular el período con anticonceptivos

Tipos de anticonceptivos para regular periodos

Escoger anticonceptivos para regular el periodo no es una ciencia exacta. Algunos tipos de anticonceptivos son mejores para mujeres con sangrado abundante; sin embargo, el uso de un método anticonceptivo específico generalmente se basa en preferencias personales, así como en lo que usted y su médico decidan que es mejor para su salud reproductiva.

Pastillas anticonceptivas combinadas

Este tipo de píldoras combinan estrógeno y progesterona y se toman durante ciclos de 21 días. Durante el siguiente descanso de siete días, ocurrirá la menstruación. La píldora manipula las hormonas naturales para prevenir la ovulación, de modo que el sangrado durante la semana de descanso es un "sangrado por extracción" inducido por la eliminación de hormonas sintéticas. Del mismo modo, con las pastillas anticonceptivas combinadas de baja dosis, que se toman continuamente, una mujer generalmente deja de tener el período menstrual, aunque es posible que experimenta un leve manchado.

Minipíldora

Esta es una píldora que solo contiene progesterona y se toma continuamente, sin interrupción. Es la principal opción para las mujeres que sufren de periodos abundantes. Con la minipíldora, la ovulación no se ve afectada y, por lo tanto, el período menstrual sigue ocurriendo. Sin embargo, con el tiempo, los períodos se hacen más regulares, aunque es probable que se produzcan manchas y un cambio en el flujo menstrual.

Parche anticonceptivo

Se trata de un parche adhesivo que se coloca directamente sobre la piel. El parche anticonceptivo libera estrógeno y progesterona en el cuerpo para inhibir la ovulación. Se usan tres parches durante el ciclo menstrual, seguidos de una "hemorragia de extracción" en la cuarta semana. Es probable que el sangrado sea más intenso o leve. Puede elegir no interrumpir la aplicación semanal del parche, con lo cual el sangrado mensual se interrumpe por completo.

Anillo anticonceptivo

Este anillo, pequeño y flexible, libera estrógeno y progesterona en el cuerpo, previniendo la ovulación. El anillo anticonceptivo se inserta en la vagina durante tres semanas, descansando la cuarta. Es probable que alivie los calambres y haga más ligeros los períodos. También puede optar por no interrumpir la aplicación semanal del anillo anticonceptivo, con lo cual el sangrado simplemente deja de ocurrir, sin embargo el uso continuado de este método puede tener consecuencias graves para su salud a largo plazo.

Implante anticonceptivo

El implante anticonceptivo consiste en una pequeña varilla que se coloca debajo de la piel, en la parte superior del brazo de una mujer, libera cantidades constantes de progesterona y tiene una duración de hasta tres años. El uso del implante anticonceptivo detiene la ovulación. Es posible que los períodos sean más ligeros y regulares, e incluso pueden dejar de ocurrir por completo.

Dispositivo intrauterino hormonal (DIU)

El dispositivo intrauterino hormonal (DIU) es un pequeño dispositivo en forma de T, que se inserta en el útero y dura hasta por cinco años. Aunque tradicionalmente está hecho de cobre u otros materiales espermicidas, los nuevos modelos previenen el embarazo al liberar pequeñas dosis de progesterona en el sistema, lo que también reduce el sangrado abundante. Los períodos a menudo se vuelven muy regulares o se detienen por completo, pero es posible experimentar sangrado irregular durante los primeros tres a seis meses.

Riesgos y efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes de todos los tipos de anticonceptivos mencionados incluyen: dolores de cabeza, náuseas, sensibilidad en los senos, acné, retención de líquidos y manchado. Los anticonceptivos que entran en contacto con la piel, tales como el implante, el anillo y el DIU, pueden causar irritación.

Todos los anticonceptivos hormonales conllevan un mayor riesgo de coágulos sanguíneos (trombosis). Dependiendo de la historia familiar, el uso de estrógeno sintético puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer, como cáncer de mama, ovario o útero.

Recomendación

Si bien el uso de anticonceptivos para regular el periodo suele ser efectivo, a su cuerpo puede tomarle unos meses adaptarse. Es importante que converse con su médico antes de comenzar con cualquier tratamiento anticonceptivo, a fin de analizar su perfil hormonal e historial personal, así como para informarse sobre los riesgos y beneficios para su salud.

Para conocer alternativas naturales y efectivas de tratamiento para los períodos irregulares durante la menopausia, ingrese el siguiente enlace y aprenda cómo combatir la menstruación irregular.

Artículos relacionados

Cómo distinguir entre períodos irregulares y embarazo Cómo distinguir entre períodos irregulares y embarazo