6 causas comunes de náuseas y fatiga

Damas

Muchas mujeres en todo el mundo experimentan náuseas y cansancio extremo como problemas comunes. Aunque estos síntomas son típicamente inofensivos, así como la mayoría de sus causas, muchas dolencias presentan una combinación de fatiga y nauseas que puede indicar condiciones subyacentes más graves e interrumpir la rutina diaria. Siga leyendo para descubrir seis causas comunes de náuseas y fatiga.

6 causas comunes de las náuseas y la fatiga

Sobre la fatiga

La fatiga o agotamiento se define como una sensación de cansancio extremo o debilidad que a veces persiste después de los períodos de sueño y descanso. Los síntomas de agotamiento incluyen párpados pesados, falta de motivación, irritabilidad y dificultad para concentrarse. La fatiga puede ocurrir como un problema aislado o indicar una condición subyacente.

Algunas causas de cansancio excesivo son las siguientes:

Ansiedad

La ansiedad consume mucha energía y puede causar insomnio. Estas dos consecuencias frecuentemente se combinan para crear fatiga crónica. A menudo, la ansiedad se ve agravada por el cansancio extremo y los pensamiento irracionales resultantes, por lo que es fácil para las personas caer en un ciclo del cual les resulta difícil emerger.

Deficiencia de hierro

La falta de hierro es una de las causas médicas más comunes para la fatiga, ya que este mineral esencial juega un rol muy importante en la producción de glóbulos rojos. Cuando hay deficiencia de hierro en el organismo no se genera cantidad suficiente de glóbulos rojos para transportar oxígeno, lo que típicamente causa falta de motivación y músculos pesados.

El consumo excesivo de alcohol

El alcohol es un depresor del sistema nervioso, por lo que beber en exceso puede llevar a un decaimiento del estado de ánimo, e incluso conducir a una depresión clínica. Esto en sí mismo puede causar fatiga, ya que el estrés resultante de un estado de ánimo bajo puede reducir los niveles de energía y afectar el sueño. El alcohol también tiene un efecto sedante, por lo que beber regularmente puede inducir un estado de somnolencia constante, afectando la vida cotidiana.

Sobre las náuseas

Las náuseas se definen como una sensación de malestar estomacal que puede o no provocar vómitos, y son a menudo la forma en que el cuerpo reacciona ante una infección o alguna sustancia extraña de la que está tratando de deshacerse. Aunque las náuseas suelen ser inofensivas, en ocasiones pueden indicar problemas de salud subyacentes, por lo que si se vuelven crónicas debe buscarse atención médica.

Entre las más comunes causas de náuseas pueden mencionarse las siguientes:

Gastroenteritis

Esta es una condición común caracterizada por la inflamación del estómago y los intestinos, y generalmente es causada por una infección o intoxicación por alimentos. La gastroenteritis normalmente desaparece después de unos días, pero puede interferir con la absorción de agua y sal en el cuerpo, lo que a veces produce náuseas y vómitos.

Migraña

Las migrañas a menudo se describen como un intenso dolor de cabeza, en uno o ambos lados. Esto puede provocar una sensación de mareo y náuseas, aumentada por sensibilidad a la luz y los olores fuertes.

Apendicitis

Una aparición repentina de náuseas a veces puede indicar apendicitis aguda, que es una emergencia médica. A menudo, también estará acompañada por un dolor agudo en el abdomen que parece empeorar en unas pocas horas. Estos síntomas son causados por la inflamación del apéndice, el cual debe eliminarse quirúrgicamente lo antes posible.

La sensación de fatiga y náuseas, que puede ocurrir a cualquier edad pero también se considera como uno de los síntomas de la menopausia, a menudo desaparece por sí sola y con frecuencia no se trata de nada preocupante. Sin embargo, si estos episodios duran mucho tiempo o van acompañados de síntomas inusuales, es importante buscar ayuda médica de inmediato para descartar cualquier enfermedad subyacente.

En siguiente enlace podrá encontrar más información sobre cómo manejar la fatiga.