Causas de la menopausia

Damas

La menopausia es una fase natural en la vida de cada mujer y ocurre de forma gradual, a medida que se agota el suministro de óvulos, lo que reduce la producción de hormonas reproductivas y elimina paulatinamente la capacidad para concebir.

Sin embargo, en algunos casos, las condiciones de salud de una mujer la obligan a ingresar de forma temprana a esta etapa. Este tipo de menopausia inducida ocurre generalmente debido a cirugía o tratamientos médicos, que se llevan a cabo para detener la enfermedad o reducir los síntomas.

Continúe leyendo para conocer las causas de la menopausia, tanto naturales como inducidas, y tener una mejor comprensión de los cambios que tienen lugar en el cuerpo femenino durante esta etapa.

Causas naturales de la menopausia

La principal causa subyacente de la menopausia natural es el desequilibrio hormonal.

Si bien existen distintas etapas de la menopausia, caracterizadas por numerosos cambios fisiológicos que comienzan mucho antes de que la mujer alcance esta fase, toda la transición hacia la menopausia gira en torno a dos procesos principales: la pérdida de los folículos ováricos y la consecuente disminución en la producción de estrógenos y progesterona, las principales hormonas sexuales femeninas.

Pérdida de folículos ováricos

Las mujeres nacen con todos los óvulos que necesitarán a lo largo de su vida, alrededor de 1 a 2 millones, contenidos en sacos llamados folículos. Este suministro, denominado reserva ovárica, va disminuyendo gradualmente desde la pubertad hasta la llegada de la menopausia, que es cuando se agota por completo.

Este deterioro natural ocurre a medida que cientos de óvulos maduran, como parte del ciclo menstrual, pero se libera solo uno en el día de la ovulación. Al no ser utilizados, los demás óvulos maduros se pierden, y así es como se va reduciendo, mes a mes, la reserva ovárica.

Después de los 35 años, la pérdida de óvulos se incrementa, acelerándose al llegar a los 40 años y durante toda la perimenopausia, hasta que la reserva ovárica se agota por completo alrededor de los 51 años, lo que marca el final de la capacidad reproductiva en la mujer.

Disminución de la producción de estrógeno

A medida que los ovarios disminuyen su liberación de óvulos, la producción de hormonas reproductivas fluctúa drásticamente a lo largo de todas las etapas de transición a la menopausia, hasta que finalmente se estanca a niveles permanentemente bajos en la postmenopausia.

Este desequilibrio hormonal, que es lo que provoca la menopausia finalmente, ocurre porque los ovarios, que son los principales productores de estrógeno y progesterona, las hormonas responsables de orquestar todo el ciclo menstrual y asegurar la fertilidad, eventualmente dejan de producir óvulos, deteniendo la cascada hormonal.

Entre los 40 y 45 años, aproximadamente, el descenso en el suministro de óvulos produce cambios hormonales, que se manifiestan como períodos irregulares, entre otros síntomas de la menopausia, como sudoración nocturna o cambios de humor. Finalmente, los ovarios cesan su liberación mensual de óvulos y, en consecuencia, la producción hormonal. Cuando el ciclo menstrual se detiene durante 12 meses seguidos, se dice que una mujer ha alcanzado la menopausia natural.

Causas inducidas de la menopausia

La menopausia también puede ocurrir como resultado de una intervención quirúrgica o de un tratamiento médico, en cuyo caso se conoce como menopausia inducida.

Al igual que las causas de la menopausia natural, que encuentran su origen en cambios hormonales a lo largo de la vida reproductiva, la menopausia inducida, ya sea quirúrgica o médica, también desencadena un desequilibrio hormonal, aunque de manera más abrupta,  deteniendo por completo la fertilidad en la mujer.

Menopausia quirurgica

La menopausia quirúrgica ocurre cuando se extirpan ambos ovarios, mediante un procedimiento llamado ooforectomía bilateral. Se realiza en mujeres con cáncer del aparato reproductor femenino, así como en el caso de existir quistes ováricos sintomáticos, fibroides (también llamados fibromas o miomas uterinos), torsión ovárica, o endometriosis. La menopausia quirúrgica es permanente.

Al ser extirpados los ovarios (los principales productores de estrógeno), ocurre una caída drástica en los niveles hormonales que provoca síntomas como sofocos, sequedad vaginal o pérdida de libido, los cuales que se presentan  de manera más rápida y con mayor intensidad que en la menopausia natural.

La ooforectomía se puede realizar con o sin una histerectomía, que es la extracción del útero. Cuando la histerectomía deja los ovarios intactos no desencadena una menopausia inmediata. Sin embargo, las mujeres que pasan por este procedimiento generalmente alcanzan la postmenopausia más rápidamente, dentro de los cinco años posteriores a la cirugía.

Menopausia médica

La menopausia médica es causada por tratamientos médicos que dañan o inhiben el funcionamiento de los ovarios, lo que suprime la producción de hormonas reproductivas de forma temporal o permanente.

Hay dos posibles causas de la menopausia inducida por medicamentos: la quimioterapia o la radioterapia, las cuales se usan para tratar el cáncer o ciertas enfermedades autoinmunes. En algunos casos, la supresión ovárica temporal es necesaria para detener la producción de estrógeno y matar de hambre a las células cancerosas.

Debido a que estos tratamientos no afectan a todas las mujeres por igual, es difícil determinar con precisión sus efectos sobre la salud reproductiva. Los síntomas de la menopausia en estos casos podrían retrasarse o aparecer inmediatamente; igualmente, podrían ser reversibles o permanentes. Las mujeres más jóvenes tienden a recuperar sus funciones ováricas en algún momento después de completar el tratamiento, mientras que en aquellas de mediana edad es más probable que la menopausia médica sea irreversible.