Perimenopausia y ansiedad en mujeres de 46 años

Por Fiorella M. | Actualizado: 22 marzo, 2019

Damas

Para muchas mujeres que ingresan a la etapa de la perimenopausia, iniciando así su transición hacia la menopausia, la ansiedad es una realidad perturbadora, persistente y generalizada. Las afectadas suelen ser mujeres de 46 años, aunque la ansiedad también puede presentarse de manera temprana. Para comprender la ansiedad en la perimenopausia es necesario conocer los factores subyacentes que contribuyen a ella.

Lea la siguiente información sobre las diversas causas y tratamientos para la ansiedad en mujeres de 46 años que se acercan a la menopausia.

Perimenopausia y ansiedad en mujeres de 46 años

¿Cuál es la relación entre perimenopausia y ansiedad?

Síntomas de la ansiedad:

  • Miedo extremo
  • Aprensión
  • Preocupación extrema
  • Palpitaciones
  • Dolor de pecho
  • Falta de aliento

Si bien es natural experimentar algún nivel de ansiedad a lo largo de la vida, las mujeres de 46 años o incluso menos (en los casos de menopausia temprana y menopausia precoz), podrían experimentar episodios más prolongados debido al desequilibro hormonal causado por el inicio de la perimenopausia.

Una de las funciones del estrógeno es la regulación de los niveles de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, que controla el estado de ánimo. Al comenzar la perimenopausia, la producción de estrógeno disminuye y aparece la ansiedad.

La perimenopausia marca el inicio de la transición hacia la menopausia. Debido a que la edad promedio de la menopausia es de 51 años, las mujeres de 46 años generalmente empiezan a experimentar los primeros síntomas.

Además, a veces es posible establecer la relación entre perimenopausia y ansiedad identificando la presencia de otros síntomas de la menopausia. Estos pueden incluir sofocos, sudoración nocturna, cambios de humor, pérdida de libido y períodos irregulares, entre otros.

Causas de ansiedad en la perimenopausia

Si bien el desequilibrio hormonal es una causa primordial de la ansiedad en mujeres de 46 años o más, este trastorno también podría desencadenarse por causas psicológicas o ser un síntoma de otras condiciones de salud.

Causas psicológicas

Las causas psicológicas se pueden dividir en dos tipos: las relacionadas con trastornos de origen genético (hereditarios) y las vinculadas a situaciones de estrés (ambientales).

Aquellas personas que padecen de trastornos de ansiedad hereditarios experimentan un desequilibrio químico cerebral. Por otro lado, quienes experimentan ansiedad por causas ambientales sufren de inestabilidad emocional debido a circunstancias temporales, de la vida diaria, que les generan estrés.

Condiciones de salud

Existe una amplia gama de dolencias que pueden presentar ansiedad como síntoma, desde problemas de tiroides y diabetes, hasta enfermedades cardíacas y trastornos respiratorios, entre otras.

¿Qué se puede hacer?

Identificar si la ansiedad en la perimenopausia es provocada por causas psicológicas o fisiológicas es vital para un tratamiento efectivo. Si se debe a factores de salud mental, debe ser tratada por un psiquiatra o terapeuta licenciado, pero si se sospecha de alguna enfermedad subyacente, es esencial someterse a un examen físico completo para identificar la causa y recibir el tratamiento adecuado.

Para aliviar la ansiedad causada por factores ambientales, se recomienda practicar técnicas de relajación e iniciar un régimen de ejercicio regular. Esto puede promover la producción de sustancias químicas en el cerebro que controlan el estado de ánimo.

Si la ansiedad se debe al desbalance endocrino propio de la perimenopausia, un programa para restablecer el equilibrio hormonal puede ser la solución más efectiva. La forma menos invasiva es a través de cambios en el estilo de vida y medicina alternativa. Obtenga más información sobre opciones de tratamiento natural para la ansiedad.