4 causas de tensión muscular de espalda en la menopausia

Damas

Muchas mujeres sufren de tensión en la espalda en la etapa de transición a la menopausia. Afortunadamente, hay cambios que puede hacer para aliviar el dolor en espalda alta, media y baja. La clave para saber cómo aliviar el dolor de espalda es conocer sus causas.

4 causas de tensión muscular de espalda en la menopausia
1

Estrés o ansiedad

Desafortunadamente, uno de los síntomas de la menopausia es el aumento de los niveles de estrés o ansiedad, lo que puede tener un impacto directo en la tensión muscular de espalda.  Llevar un estilo de vida agitado, así como tener que hacer frente a otros problemas relacionados con esta etapa de cambios hormonales, puede ser una gran fuente de estrés. Esto puede causar rigidez muscular, provocando dolor y una sensación de “ardor interno" en la espalda. Trate de tomar un día de descanso para relajarse en un ambiente tranquilo y eliminar el estrés.

2

Inactividad

La falta de una rutina de ejercicios regular es una de las más importantes causas de contractura muscular y dolor de espalda durante la menopausia. Una de las mejores alternativas para aliviar la tensión muscular de espalda es iniciar un programa de entrenamiento físico. Los ejercicios de estiramiento, yoga y cardio son los más efectivos para este propósito. Tanto el estiramiento como el yoga relajan los músculos, lo que puede aliviar el dolor de espalda, mientras que los ejercicios cardiovasculares reducen la ansiedad y el estrés, que a su vez alivian la tensión en la espalda.

3

Hábitos alimenticios poco saludables

Una dieta bien balanceada es vital para reducir la tensión muscular en general y la contractura de espalda en particular. Comer los alimentos correctos puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, contribuyendo a aliviar la rigidez muscular. Los alimentos ricos en magnesio, calcio o vitamina E pueden ayudar a aliviar la tensión y dolor muscular de espalda. Asegúrese de comer pescado, rico en ácidos grasos que relajan los músculos y reducen la inflamación. Es recomendable evitar alimentos con alto contenido de azúcar o carbohidratos, ya que pueden exacerbar el problema.

4

Desequilibrio hormonal

Si bien los cambios positivos en el estilo de vida y la dieta pueden ayudar a aliviar la tensión muscular de espalda, no abordan la raíz del problema para las mujeres que atraviesan la menopausia. La razón más común para la tensión muscular y el dolor en la espalda durante esta etapa es el desequilibrio hormonal. Los suplementos de hierbas, como Macafem y otros similares, pueden estimular el sistema endocrino y restablecer el equilibrio hormonal.

La tensión en la espalda es común durante la menopausia, pero su comprensión permite tomar medidas para tratarla. Tomarse un tiempo para relajarse, hacer ejercicio con regularidad y comer adecuadamente hará maravillas para aliviar el dolor causado por una contractura de espalda. Abordar el desequilibrio hormonal al mismo tiempo puede ayudar a aliviar este y otros síntomas de la menopausia.