4 consejos para aliviar sudores nocturnos cuando tiene la gripe

Damas

Los sudores nocturnos son comunes entre las personas con influenza, popularmente conocida como gripe. Esta enfermedad viral suele ser debilitante y durar alrededor de una semana. Gripe y sudoración nocturna suelen ir de la mano, principalmente debido a que la fiebre eleva la temperatura corporal. Los sudores nocturnos se encuentran entre los más desagradables síntomas de la menopausia, pero pueden empeorar cuando se combinan con el malestar de la influenza. Aunque sudar con gripe es muy común, existen formas de evitar que los sudores nocturnos empeoren los síntomas de esta enfermedad viral.

4 consejos para combatir la gripe y sudoración nocturna

¿Qué es la gripe?

La influenza o gripe es una infección viral del tracto respiratorio que trae consigo tos, dolores musculares, secreción nasal, dolores de cabeza y fiebre alta. Es esta fiebre la que causa los sudores nocturnos. El cuerpo combate las infecciones aumentando su producción de glóbulos blancos, lo que estimula al termostato interno del cuerpo, el hipotálamo, aumentando la temperatura corporal. Cuando la temperatura interna del cuerpo supera los 99.5°F (37.5°C), esto se conoce como fiebre. Para enfriar el cuerpo, los vasos sanguíneos cercanos a la piel se expanden, provocando enrojecimiento y sudoración excesiva.

En caso de gripe y sudoración excesiva, se pueden tomar medidas para ajustar del entorno, a fin de aliviar los calores nocturnos.

Consejos para aliviar la sudoración nocturna con gripe

1

Enfriar el cuerpo lentamente

Es fácil asumir que sumergirse en un baño frío o usar compresas de hielo son métodos eficaces para enfriar el cuerpo, particularmente en caso de gripe y sudoración nocturna. En realidad, disminuir rápidamente la temperatura de la piel provocará que el cuerpo comience a temblar en su intento de calentarse nuevamente, prolongando así el síntoma. Resulta más efectivo buscar formas de mantener una temperatura fría constante (por ejemplo, tomando sorbos de agua fría) en lugar de confundir a su hipotálamo con cambios ambientales bruscos.

2

Mantener fresco el dormitorio

Mantener un ambiente constantemente fresco en el dormitorio es la forma más efectiva de sobrellevar la gripe con calores nocturnos. Evite usar la calefacción central en su dormitorio; use capas de mantas transpirables, que se puedan quitar o agregar fácilmente si tiene demasiado calor o frío durante la noche; y duerma con una ventana abierta para ventilar la habitación con aire fresco.

3

Usar ropa de dormir transpirable

La elección de la ropa de dormir es muy efectiva para combatir los sudores nocturnos. Los pijamas hechos de telas sintéticas, como la seda, son restrictivos y pueden adherirse a la piel sudorosa, creando una sensación húmeda y desagradable y pegajosa. Por el contrario, dormir desnuda o con pijamas sueltos de algodón permite que la piel se mantenga fresca y ventilada.

4

Estar al tanto de otros síntomas

Si bien es cierto que la gripe acompañada de sofocos nocturnos resulta bastante incómoda, sobre todo cuando ocurre durante la menopausia, es una buena idea vigilar los demás síntomas de influenza para controlar de manera más eficaz su recuperación, así como para asegurarse de que la sudoración excesiva no sea sintomática de otra infección. La sudoración nocturna puede ser indicativa de neumonía, bronquitis, meningitis y ciertos tipos de cáncer. Si nota algún síntoma alarmante que no coincida con los de la gripe, hable de inmediato con su médico. Adicionalmente, si nota que su piel o uñas se tornan azules, aumentan los latidos del corazón, tiene dificultad para respirar o ausencia de orina, busque atención médica de inmediato.

Si los síntomas de la gripe empeoran o no desaparecen en dos semanas, asegúrese de buscar atención médica, ya que podría ser un signo de complicaciones posteriores a la influenza. Los consejos arriba mencionados para aliviar la gripe con sudoración nocturna serán de gran ayuda para mejorar la calidad de sueño, de modo que su cuerpo descanso lo suficiente como para combatir la infección. Adicionalmente, algunos remedios caseros para los sudores nocturnos también pueden contribuir a reforzar su sistema inmune.