¿Son normales los sofocos en mujeres de edad avanzada?

Damas

¿Preocupada por los sofocos? Estos son más comunes de lo que se conoce y forman parte de los síntomas de la postmenopausia. Muchas mujeres que experimentan sofocos durante la menopausia pueden seguir experimentando calores durante la postmenopausia. Dado que la temperatura corporal en adultos mayores se ve alterada, incluso algunos hombres pueden comenzar a experimentar bochornos en la vejez.

¿Son normales los sofocos en mujeres de edad avanzada?

¿Qué causa sofocos en mujeres de edad avanzada?

Los bochornos en la tercera edad a menudo son causados por un desequilibrio hormonal. Durante la menopausia, los cambios en los niveles hormonales pueden hacer que el hipotálamo, la parte del cerebro que controla la temperatura, se confunda y envíe señales erróneas al resto del cuerpo, causando sofocos.

Aunque forman parte los síntomas de la menopausia, afectando a cerca de un 80% de mujeres durante esta etapa, los sofocos pueden seguir ocurriendo incluso después de terminada la menopausia. Aquellas mujeres que han tenido menopausia inducida a través de quimioterapia o radioterapia tienen probabilidades de sufrir sofocos intensos durante un período más prolongado.

¿Podrían existir otras razones para los sofocos?

Si bien es probable que los sofocos en las mujeres estén relacionados con los síntomas de la menopausia, no siempre es así. En casos menos comunes, los calores también pueden ser causados por ciertos medicamentos y condiciones médicas, tales como:

  • Reemplazos hormonales (como raloxifeno)
  • Antiestrógenos (como tamoxifeno)
  • Enfermedad de tiroides
  • Ataques de pánico
  • Diabetes
  • Cáncer

Si cree que alguno de estos medicamentos o problemas de salud podría estarle causando sofocos, es recomendable que hable con su médico.

¿Cuál es la edad más común para experimentar los sofocos?

La mayoría de mujeres experimentarán sofocos hacia finales de los 40 o principios de los 50. Sin embargo, no es extraño que los episodios de sofocos continúen hasta entrada la postmenopausia. Las mujeres embarazadas también pueden experimentar sofocos, al igual que las mujeres jóvenes antes o durante la menstruación.

Recomendaciones

Los cambios de temperatura corporal en adultos mayores pueden conducir a bochornos en la tercera edad, ya entrada la postmenopausia. Si usted o alguien que conoce sufre de sofocos, los siguientes consejos pueden ayudar a disminuir su malestar o aliviarlo por completo.

  • Conozca los desencadenantes. Cada mujer es diferente, por lo que los factores que favorecen episodios de sofocos también lo serán. Lleve un diario para descubrir sus desencadenantes personales. Los más comunes incluyen el consumo de cafeína, alcohol y platillos picantes, así como la comida caliente, el tabaquismo, y el clima cálido.

  • Evite la ropa sintética. Trate de no usar seda, lana o tejidos sintéticos, y use más algodón, rayón y lino.

  • Vístase en capas. De esta manera podrá quitarse o ponerse las prendas de ropa según sea necesario durante todo el día.

  • Prepárese para la noche. Si también sufre de sudoración nocturna, mantenga un termo de agua fría junto a su mesa de noche, tome una ducha fresca antes de acostarse y considere reemplazar sus sábanas de franela por otras de algodón.